Results tagged ‘ medias blancas de chicago ’

Un gran paso

CHICAGO — La victoria lograda este lunes por los Medias Blancas de Chicago son de esas que pueden terminar de definir el cierre de una temporada, por su importancia y por el momento en el que llega.

En el encuentro más importante de la campaña para los Medias Blancas, éstos pudieron dar un paso al frente y colocarse en una situación privilegiada en esta altura del certamen, al vencer 5-4 a los Detroit tigers y sacar tres juegos de ventaja en la División Central de la Liga Americana.

Los Medias Blancas solo le habían ganado uno de los últimos diez partidos a los Tigres de Detroit antes del desafío de hoy, que debió jugarse el pasado jueves cuando por Detroit le tocaba iniciar a Justin Verlander, el Cy Young y Jugador Más Valioso la temporada pasada. Sin embargo, la lluvia produjo que se pospusiera ese encuentro, lo que le dio a Chicago el beneficio de evadir al as de los bengalíes para medirse a Doug Fister, a quien le hicieron las cinco carreras –cuatro limpias– con las que alcanzaron la victoria, en el desafío final de la ronda regular entre ambas novenas.

Este triunfo le da un aire a los Medias Blancas y le pone la soga al cuello al conjunto de Detroit a falta de 16 juegos para que culmine la temporada.

“Es un pequeño alivio para el final de la campaña, pero tenemos que seguir jugando duro”, dijo Alex Ríos, figura estelar de los Medias Blancas durante todo el año y pieza clave en la victoria del conjunto.

Ríos quebró la posibilidad de un doble play en el quinto inning, cuando corriendo en la inicial y tras batazo al campocorto de Dayán Viciedo, con las bases llenas, se deslizó fuerte en la segunda base lo que generó que Omar Infante realizara un mal disparo a la primera y los Medias Blancas anotaran la carrera de la diferencia.

“Fue una jugada difícil. Él (Ríos) hizo lo que tenía que hacer, fue una jugada dura, pero limpia. Eso cambió el juego”, dijo Jim Leyland, manager de los Tigres.

Bien es cierto que la acción de Ríos representó el momento de inflexión en el encuentro para los Medias Blancas, pero también puede ser la que terminé de meter al equipo en la postemporada.

“Esa es la jugada de la campaña para nosotros”, dijo Gordon Bechkam.

La relevancia de la jugada de Ríos está obviamente en el logro final de los Medias Blancas, el triunfo.

Y es que no es lo mismo para el conjunto de Chicago ni para ningún otro en su situación el sacar ventaja de tres juegos en la cima de su división, cuando faltan 16 partidos por disputar. Eso, sin ser una sentencia definitiva, le da a los Medias Blancas un margen de error mayor.

“No es lo mismo tener ventaja de un juego que de tres, porque si de repente uno se resbala y tiene un juego malo va a seguir en el primer lugar”, expresó Ríos.

Desde el año 2000 solo ha habido un equipo que ha cerrado la jornada del 17 de septiembre en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana y no ha clasificado, fue el de Detroit en el 2009, cuando despilfarraron una ventaja de cuatro juegos sobre los Mellizos de Minnesota. En esa ocasión quedaron de los play off en un juego extra. Así que la historia respalda a los Medias Blancas.

El manager de los Medias Blancas, Robin Ventura, no cree en ventajas ni en la historia, para él lo importante es seguir jugando buena pelota y ganar hasta que culmine el 3 de octubre, día en el que su equipo finalizará la ronda regular.

“Claro, que es mejor que estar arriba por solo un juego, pero mañana tenemos que salir a jugar duro otra vez. Tenemos que mantenernos jugando de la forma correcta, porque cuando lo hacemos cosas buenas suceden”, expresó Ventura.

De los 16 juegos que le quedan a los Medias Blancas siete son ante equipos que presentan récord por encima de 500 y que están en la pelea por alcanzar la postemporada, son ellos los Angelinos de Los Ángeles (3) y los Rays de Tampa Bay (4). De los restantes nueve encuentros tres son ante los Reales de Kansas City, que durante toda la campaña les ha sido un duro hueso de roer, al punto de que les han ganado diez de 15 encuentros, incluyendo siete de los últimos ocho. El resto será ante los Indios de Cleveland.

Ese no es un calendario fácil para el conjunto de Chicago, viendo además que de esos partidos que le quedan nueve son en condición de visitante, en la que está campaña presentan marca de 37-35. Sin embargo, la ventaja que tienen hace que perder algunos de esos juegos, aunque peligroso, no sea fatal, pues sus derrotas primero tienen que ser aprovechadas por los Tigres, ganando.

Pero el conjunto de Detroit tampoco afrontará un calendario fácil. Ellos, con desventaja de tres juegos ante los Medias Blancas, tendrán que medirse a los Atléticos de Oakland en tres juegos y en seis ante los Mellizos y los Reales, que han sido su karma, barriéndolos incluso en dos oportunidades de forma corrida.

Para los felinos representa una ventaja que diez de los 16 juegos que le restan van a ser un su casa, el Comerica Park de Detroit, donde este año han ganado 43 y han perdido 38, teniendo así el tercer mejor récord de local en la Liga Americana.

El manager de los Tigres, Jim Leyland, reconoció que la situación en la que se encuentra su equipo, que ha perdido 27 duelos, 12 de ellos por una carrera, luego del Juego de Estrellas .

“Es una posición difícil, uno se puede preocupar, pero todavía no es momento para entrar en pánico. El calendario es difícil para los dos equipos y en eso no ha excusas. La cosa es ganar juegos, si ganamos juegos puede cambiar la cosa, si no lo hacemos no tendremos tiempo de remontar. Pero todavía queda tiempo y nuestro objetivo es ganar”, explicó Leyland.

Los Tigres tienen que jugar ahora de forma casi perfecta, además de estar pendientes de los resultados de los encuentros de los Medias Blancas y ligar sus derrotas, ya que de nada les servirá ganar y ver a su rival triunfar. El mayor inconveniente para ellos es que ya no tienen juegos con Chicago, por lo que tienen que depender de otros para que les ganen.

Detroit tiene que enfrentar estas dos últimas semanas de la campaña con varios de sus figuras con problemas físicos, como son los casos de Austin Jackson (tobillo izquierdo), Alex Avila(contusión) y Miguel Cabrera (tobillo derecho, ya un poco más recuperado).

Los Medias Blancas por su parte cuentan con toda su plantilla saludable y con un staff de relevo que luce con mayor profundidad y efectividad que la de los Tigres, debido al trabajo que en ella han venido realizando Nate JonesJesse CrainBrett MyersMatt ThorntonAddison Reed yDonnie Veal, quienes ya le dieron una probada de lo que son capaces de hacer a Detroit.

Todavía queda camino por recorrer, pero los Medias Blancas parecieran haber dado un paso grande en sus aspiraciones para avanzar a la postemporada, falta ver qué sucede en estos próximos 16 días.

Una semana de pesadilla

Chicago.- El inicio de un nuevo día siempre nos da la oportunidad de hacer las cosas mejor y de lograr eso que ayer no alcanzamos.  Para los Medias Blancas de Chicago este nuevo día, con el que arranca la semana 23 de la temporada, más que el chance de alcanzar las cosas que se dejaron de hacer en las últimas 24 horas, es una bendición, un alivio.

Luego de salir de Detroit barridos, por segunda ocasión en la campaña, el llegar a casa es un bálsamo para el equipo.

Los Sox vienen de registrar su peor semana en lo que va de 2012, al perder seis de siete juegos, mostrando su cara más fea de la contienda, al ser improductivos ofensivamente e inefectivos desde la lomita.

El bateo de los Medias Blancas apenas y produjo 23 carreras en siete encuentros, de ellas ocho fueron en el único que juego que lograron ganar, ese frente a los Orioles de Baltimore. Quitando esa producción en la victoria que lograron diríamos que el equipo tan solo hizo 15 anotaciones en seis juegos, estamos hablando de un poco más de dos por cotejo. Esa cifra por sí sola es un chiste aún para el conjunto que tenga el mejor staff de pitcheo.

Los maderos de los Sox terminaron el fin de semana con dos hits en 25 turnos al bate con hombres en posición anotadora, reflejando los problemas del conjunto para producir y ser oportunos.

Ante esa situación no se podía esperar menos que registrar una semana negativa, repito, la peor del equipo en lo que va de campaña.

De esa escasez en la ofensiva de lo que quizás más preocupe son los turnos que estuvo tomando la parte media de la alineación, comenzando por Kevin Youkilis, Adam Dunn –quien terminó la semana sin ver acción, por molestias en su costado derecho-, Paul Konerko, Alex Ríos y A.J. Pierzynski. Ellos en la gira, de forma combinada, ligaron para  .167, con ocho carreras remolcadas.

Konerko, el capitán del equipo, fue quien más oportunidades para producir desperdició, incluso tomando turnos de muy poca calidad, lo que no es costumbre en él, quien se ha caracterizado por ser uno de los mejores hombres en el home plate, aún fallando. Pero en esta ocasión no fue así, ya que deslució repetidamente haciendo swing a pitcheos fuera de la zona y buscando ser agresivo en conteos desfavorables.

Es normal que en una campaña tan larga como esta los slumps ocurran, incluso para los mejores bateadores del equipo, pero que se presenten de esta forma no es para nada alentador.

La ofensiva de los Sox tiene cómo levantarse y responder, ahí hay hombre de muchísima experiencia y calidad, que saben lo que tienen que hacer para encender de nuevo la chispa. Solo que a la altura en la que está el campeonato y en la situación que atraviesa el equipo lo tienen que hacer ya, porque seguir en este mal momento puede costar el eventual pase a la postemporada.

Sin embargo, como ya habíamos mencionado anteriormente, no todo es culpa de la ofensiva. El pitcheo de los Medias Blancas también falló en la última semana, específicamente en los apartados de efectividad y el control.

Los lanzadores de los Medias Blancas dieron más bases por bolas que en cualquier otro momento de la campaña, al otorgar un total de 36 bases por bolas en 64 entradas de labor, además aceptaron 35 carreras limpias y una efectividad de 4.92.

El principal fallo vino de los abridores que dieron 23 boletos, de ellos 15 el fin de semana en los tres encuentros ante los Tigres.

Esa pérdida de control de los iniciadores terminó de generar el colapso del equipo. Es por ello que no solo se necesita un repunte de los bateadores sino también de los lanzadores.

Comenzar a buscar la fórmula para reactivar todas las líneas del equipo desde hoy, cuando se inicia una estadía de diez juegos en casa, es la mejor forma para arrancar esta nueva semana y dejar todo atrás.

Hoy se presenta un buen chance para volver a la senda de la victoria y transitarla por lo que resta de campaña, en la que aún hay que disputar 29 encuentros más.

A ganar a Cleveland

Chicago.- Sabíamos que iniciar la temporada en Texas, enfrentando a los Rangers, campeones de la Liga Americana, no iba a ser fácil, y el resultado final así lo determinó.

Los Medias Blancas de Chicago salieron del Rangers Ballpark de Arlington anoche, con la primera serie que se pierde de la temporada, al lograr solo una victoria en los tres encuentros que se disputaron ante Texas.

Hay que decir que luego de los dos primeros juegos, en los que se jugó buena pelota y de los que se sacó la única victoria que se tuvo, se esperaba un poco más para el tercero, pero no fue así y eso quizás dejó un amargo sabor de boca.

Se podía esperar más de la tropa de Robin Ventura para ese último encuentro de la serie, porque realmente estuvieron a la altura en los dos primeros, batallando de igual a igual con el conjunto que ha representado a la Liga Americana en la Serie Mundial en los dos últimos años y que está supuesto a ser uno de los más exitosos de esta temporada.

Además, luego de ganar el segundo encuentro bien se pudo pensar que para el tercero ante esa motivación e impulso las cosas iban a salir mejor, pero no fue así, los Robins Boys mostraron la peor cara de su juego en la serie y eso les generó la derrota y primera blanqueada de la campaña.

Gavin Floyd estuvo inconsistente y sus fallos los hizo pagar la temible ofensiva de los Rangers, con tres cuadrangulares. Pero más allá de la actuación del abridor derecho, una de los aspectos que más afectó en la derrota fue la improductividad ofensiva del equipo, que ayer no fue capaz de dar el hit oportuno, el incogible con hombres en posición anotadora.

Esos dos factores combinados hicieron que la actuación del equipo en esta serie no fuese mejor, aún cuando sabíamos que iba a ser difícil ganarle a los Rangers en su casa.

Sin embargo, hay que pasar la página, la temporada está comenzado y todavía se están haciendo ajustes. Vale la pena destacar también los aspectos positivos que dejaron estos primeros tres partidos del 2012.

El bullpen se mostró como la parte más sólida del equipo para esta campaña, trabajando casi de forma perfecta en los siete innings y un tercio de labor, en los que no aceptaron carreras y solo permitieron dos hits.

Addison Reed, Matt Thornton, Will Ohman, Jesse Crain, Nate Jones –quien debutó en Grandes Ligas-, y Héctor Santiago, el nombrado cerrador del equipo para esta temporada, se combinaron para obtener ese registro. El único pitcher del bullpen que no vio acción fue Zach Stewart.

En la ofensiva estuvo de forma positiva el capitán del equipo, Paul Konerko -quien en el segundo encuentro llegó a 2.000 juegos en Grandes Ligas-, así como destacaron Adam Dunn, Alex Ríos y Alejandro De Aza.

Konerko fue el mejor bateador, dando cinco hits y remolcando tres carreras. Dunn mostró paciencia y buena selección y approach en el home, además dio un jonrón y recibió tres boletos, mientras que se ponchó en tres oportunidades. Ríos fue el héroe de la victoria que se obtuvo, con un cuadrangular en el noveno inning del segundo encuentro; y De Aza cumplió con su función de primer bate, embasándose en el primer turno de cada uno de los dos primeros juegos.

Pese a esta contribución el equipo fue improductivo con hombres en las bases y en posición anotadora, al ligar de 39-4 y de 18-2, respectivamente.

La defensa jugó un papel importante, ya que se hicieron grandes jugadas y se falló en otras, en algunas de esas por decisiones equivocadas y en otras por simple cuestiones de juego.

El balance, más allá de salir con marca de 1-2, es que hay un buen equipo, se jugó bien y haciendo los ajustes se puede jugar mejor.

Ese es el objetivo desde hoy, cuando en Cleveland se comenzará una serie de tres encuentros ante los Indios.

 ChiSox al detalle:

 -       El infielder venezolano de los Medias Blancas, Eduardo Escobar, inició su primer encuentro en Grandes Ligas, luego de haber actuado en siete el año pasado. Además consiguió su primer extrabase en el máximo nivel, fue un triple ante Matt Harrison, en el tercer juego de la serie.

Play Ball al 2012

Chicago.- Bueno amigos llegó el momento de alistarnos y darle todo el apoyo y respaldo del real orgullo sox a los Medias Blancas de Chicago.

Hoy arranca oficialmente la temporada de este 2012, en la que inicia una nueva era en la novena del lado sur, ahora comandada por Robin Ventura, uno de los íconos en la historia de la franquicia y que viene a darle serenidad y calma a la organización, al tiempo que le imprimirá garra, conocimiento y experiencia.

Será Ventura, acompañado por sus escuderos y asesores, como Harold Baines (coach de primera base), Don Cooper (coach de pitcheo), Jeff Manto (coach de bateo), Joe McEwing (coach de tercera base) y Mark Parent (coach de banca), el encargado de mandar las directrices a seguir por el equipo esta campaña, que será la primera del “Big Robin” al mando de un equipo profesional.

Los Medias Blancas con un conjunto interesante que apuesta a poner interesante la División Central de la Liga Americana, en la que batallarán con los favoritos, Tigres de Detroit, además de los Indios de Cleveland, Reales de Kansas City y Mellizos de Minnesota.

 Pitcheo

El equipo presentan un staff de lanzadores respetable, en el que no hay un as destacado en la rotación, aún cuando sea John Danks el abridor del Opening Day.

Danks ha sido el pitcher más durable en el actual cuerpo de abridores de los Medias Blancas, además viene de firmar un contrato de cinco años.

Junto al zurdo estarán Jake Peavy, de quien dependerá mucho el nivel de la rotación –el que se mantenga sano será la clave-; Gavin Floyd, quien aún está en busca de la consistencia que haga realidad esas proyecciones que lo hacen ver como un pitcher de cabecera; Phil Humber, quien logró su mejor campaña en las Grandes Ligas en el 2011, y Chris Sale, quien tiene todas las condiciones para darle vida e impacto a esta rotación, en la que si logra manejar su transición de relevista a abridor con éxito podría brillar como el verdadero as.

El relevo luce como una de las partes más importantes y sólidas de este equipo, al punto que tal que para el inicio de esta temporada haya cuatro hombre capacitados –Matt Thornton, Jesse Crain, Addison Reed y Héctor Santiago- y listos para asumir el rol de cerrador.

Ventura y su staff espera sacarle provecho a esa situación y poner en buena posición al equipo.

 Ofensiva

Paul Konerko vuelve a ser el bastión de la alineación de los Medias Blancas. Como el buen vino el primera base ha venido mejorando su producción con el paso de los años, al punto de ser el de mayor rendimiento en el equipo, las dos últimas temporadas y se espera que para esta mantenga el ritmo, luego de ser considera incluso para dirigir al equipo.

Pero Konerko y la novena del Sur de la ciudad necesitan del respaldo de Adam Dunn y Alex Ríos, que dejen sus desastrosas actuaciones del 2011 atrás y reboten para una buena campaña en este 2012. Lo que puedan hacer ellos dos determinará el rumbo que este conjunto tome esta campaña.

El que Dunn y Ríos bateen y se unan a Konerko ayudará a que jugadores como Gordon Beckham, Brent Morel y el cubano Dayán Viciedo tengan también buenos registros con el bate.

De Alexei Ramírez y A.J. Pierzynski se espera que mantengan el nivel, que no bajen de lo hecho en el pasado, que si lo mejoran será ganancia pura y neta para el equipo.

Alejandro De Aza será el carburador de esta alineación, con su juego alegre y vivo, su capacidad para hacer contacto con la bola, de ponerla en juego; además de robar bases y desequilibrar al rival.

Esas son las piezas que manejará Ventura para esta temporada, en la que los Medias Blancas al éxito, que no es otro que ganar.

 De interés

 -       Los Medias Blancas de Chicago inician la temporada seis jugadores latinos (o descendientes de latinos) en su roster de 25. Estos peloteros son: Alex Ríos (Puerto Rico), Alexei Ramírez (Cuba), Dayán Viciedo (Cuba), Héctor Santiago (padres puertorriqueños), Alejandro De Aza (República Dominicana) y Eduardo Escobar (Venezuela).

-       El año pasado esa cuenta fue de cinco, con Ríos, Ramírez, Omar Vizquel (Venezuela), Ramón Castro (Puerto Rico) y Sergio Santos (México).

Se calienta Viciedo en la pretemporada

Chicago.- El spring training poco importa en cuanto a números y estadísticas, pero sí que vale para calentar los motores con miras a la temporada de Grandes Ligas.

En ese sentido importante es lo que ha venido mostrando el jardinero cubano de los Medias Blancas de Chicago, Dayán Viciedo, en los últimos días.

Luego de comenzar la pretemporada frío con el madero, incluso desluciendo en sus apariciones al home plate, generando un poco de preocupación por lo mal de sus turnos; el cubano se ha calentado y está terminando los juegos de exhibición en gran forma.

Viciedo amaneció hoy con seis juegos consecutivos dando al menos un hit, en esos encuentros acumula un total de siete inatrapables, tres de ellos extrabases –un doble y dos jonrones-; además cuenta con cinco carreras remolcadas.

Esos registros contrastan grandemente con los obtenidos en los primeros 14, en los que dio solo cuatro incogibles, de ellos un extrabase, que fue doble. No impulsó carreras.

Mantener ese ritmo es un impulso importante para el cubano y para la ofensiva de los Medias Blancas en el inicio de la campaña, donde los registros y los números sí valen. Recuerden, pretemporada es pretemporada.

Eduardo Escobar en buena posición

Chicago.- Eduardo Escobar se ha convertido en una de las agradables sorpresas de los Medias Blancas de Chicago en este spring training, en el que llegó para competir por un puesto en el roster de 25.

El infielder venezolano, quien debutó en Grandes Ligas la temporada pasada, en la que disputó nueve encuentros –ninguno de ellos como titular- ha sido uno de los mejores bateadores del equipo que más ha bateado durante los juegos de exhibición, sumando méritos para ser incluido en la nómina de inicio de la temporada por parte del manager, Robin Ventura, su coaching staff y la directiva.

Escobar ha conectado 16 hits –la segunda mayor cantidad detrás de los 19 de Paul Konerko- en 33 turnos al bate, para registrar un promedio de .421. Además ha conectado dos dobles, un jonrón y ha remolcado seis carreras –la cuarta mayor cifra en estos momentos-.

Ciertamente esos números en la pretemporada cuentan de poco, pero en la situación en la que está el venezolano, quien en los últimos tres años ha sido considerado por Baseball América como el mejor defensor de infield de la organización, valen mucho por esa batalla en la que está por hacer el equipo.

Hasta el momento su esfuerzo y producción han sido tomados en cuenta, por ello ha pasado los tres cortes que ha hecho la novena, quedando prácticamente a las puertas de lograr su objetivo, al ver que sus principales rivales, Dan Johnson y Osvaldo Martínez, fueron descendidos.

Escobar es un pelotero que puede llegar a ocupar con éxito el rol de utility de infield de los Medias Blancas, por el desarrollo que ha ido teniendo de su defensiva, jugando en el shortstop, segunda y tercera base; así como por el despertar de su ofensiva y el provecho que le puede sacar a su velocidad. Todo esto además de imprimirle alegría y ánimo al club, tal como lo hizo Alejandro De Aza, en el 2011 y se espera que lo haga en esta campaña.

Solo falta esperar el anuncio oficial, pero hasta el momento el venezolano está en buena posición para estar con el equipo el seis de abril, en el Rangers Ballpark de Texas, donde comienza la campaña para los Medias Blancas.

La locura de marzo

Glendale.- En medio de la “locura de marzo”, que tiene contagiado el clubhouse de los Medias Blancas de Chicago, por el torneo del básquet universitario, ocurren cosas que terminan de reforzar el sobrenombre del tercer mes del año.

Uno de esos hechos fue el cuadrangular dentro del campo que conectó A.J. Pierzynski, uno de los corredores más lentos del equipo junto a Paul Konerko, en el encuentro ante los Angelinos de Los Ángeles.

No cabe duda que ver corriendo a A.J. de la forma en la que lo hizo en medio de ese encuentro primaveral fue un gusto, pero lo fue aún más el recibimiento que le dieron sus compañeros en el dugout, donde no pararon de gastarles bromas.

Eso es parte de este ambiente que se vive en la sede de entrenamiento de los Medias Blancas, en el Camelback Ranch, de Glendale, Arizona.

Tenemos que decir también que A.J. logró convertir esa conexión que dio hacia el jardín central, en un jonrón , por la fortuna que le brindó el rebote de la bola, luego de impactar en el acolchado de la pared de centerfield. Tras chocar contra lo más alto de la valla, la bola salió disparada, casi con la misma potencia con la que salió del bate, hacia el bosque derecho, a territorio muy lejano para todos los fildeadores.

Ese hecho fue factor importante para que el receptor del equipo consiguiera su tercer cuadrangular del spring training y con él corroborara el hecho de la “locura de marzo”, aunque no precisamente en el campeonato del básquet universitario.

¡Aquí vamos!

Glendale.- Largo ha sido el tiempo de espera amigos, pero ya estamos de vuelta para entrar nuevamente en contacto con ustedes y mantenerlos al día de todo que lo suceda esta temporada con los Medias Blancas de Chicago.

Sí, desde hoy prendemos los motores e iniciamos nuestro transitar con la organización del South Side y lo hacemos a través de esta ventana que nos identifica y nos hace compartir ese Orgullo Sox.

Desde hace más de una semana nos encontramos en Glendale, Arizona, en la base primaveral de la organización, que para esta campaña, como ya sabemos, estrenará nuevo manager, Robin Ventura, el querido y respetado número 23.

La llegada de Ventura ha convertido estos entrenamientos en un oasis para los jugadores, quienes se sienten relajados, confiados y a gusto ante el estratega y ese ambiente distendido que éste a traído a la organización.

Esa atmósfera también ha estado cargada de optimismo y de esperanzas para esta campaña, que inicia oficialmente para el equipo el próximo seis de abril, ante los Rangers de Texas.

Mientras llega ese Opening Day les estaré llevando detalles de la preparación que están llevando los integrantes de los patipálidos en su refugio de Glendale, el Camelback Ranch, para comenzar el 2012 a todo dar.

Recuerden que como siempre nos pueden hacer preguntas, comentarios y sugerencias a través de esta vía, en la que estaremos constantemente en contacto.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.