Results tagged ‘ fiesta ’

Se cumplió en la apertura en casa

Chicago.- Respondieron. Los Medias Blancas respondieron hoy al compromiso de inaugurar la temporada en su casa, el U.S. Cellular Field, con una victoria, que no fue cualquier victoria, fue una ante los Tigres de Detroit.

Los muchachos que comanda Robin Ventura, se contagiaron del ambiente en el estadio, del apoyo de su afición y de ese buen momento que vienen registrando desde el primer día de la campaña.

Desde la mañana la atmósfera en el parque era de alegría, de fiesta, por ello se le veía a los jugadores contentos y al propio manager, Ventura, sonriendo a cada momento durante la rueda de prensa, en la que estuvieron 32 periodistas.

Todo ese buen ambiente, en el que incluso hubo conversaciones amenas entre Robin y Jim Leyland, el manager de los Tigres, se desenvolvieron los Medias Blancas, sin importar que el rival que tenían al frente para abrir la temporada en su casa era ese temible equipo supuesto a liderar la división y que el año pasado nos hizo añicos.

Jake Peavy se montó en la lomita y se comportó como un as, como el que se espera que sea esta campaña, no se intimidó ante sus rivales ni se desconcentró ante la viveza de éstos, principalmente de Miguel Cabrera, quien en el primer inning y luego de que el derecho ponchó a los dos primeros bateadores, mandó a revisar la caja de bateo, que no estaba alineada con el home plate.

Esa situación, sin embargo, no afectó a Peavy, quien retiró a los primeros diez rivales que enfrentó, lo que le puso más sabor al ambiente de fiesta en el U.S. Cellular Field.

Pero fue Dayán Viciedo quien le puso la pimienta al juego, el punto de sazón exacto para terminar el día con la celebración que se debía.
El cubano bateó el jonrón que abrió el marcador y luego hizo la atrapada que preservó la victoria y que quedó grabada en la memoria de todos. Si esa atrapada de cabeza en el jardín izquierdo, en el séptimo inning era por la que se celebraba y por la que los aficionados le daban gracias a Dayán.

Y es que esa es la manera para comenzar una temporada en casa, con entrega y buen beisbol. Esos mismos ingredientes que mostraron hoy los Medias Blancas, que ya tienen tres victorias consecutivas y cuatro en seis juegos.
Los muchachos de Robin cumplieron.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.