Se rompen lazos con Alexei Ramírez

Los Medias Blancas de Chicago anunciaron esta tarde que no tomarán la opción de un año por diez millones de dólares que tenían con el campocorto, Alexei Ramírez.

La decisión del equipo, previsible, le pone fin a la relación de ocho años que mantuvo con el cubano, quien debutó en Grandes Ligas con la novena en el 2008.

Ramírez fue el campocorto de los Medias Blancas desde el 2009 y en esa posición se convirtió en uno de los mejores de la liga, incluso en un par de ocasiones ganó el Bate de Plata, como el mejor jugador ofensivo del shortstop, y en otras dos oportunidades estuvo entre los finalistas para ganar el Guante de Oro.

El cubano, de 34 años de edad, tuvo una difícil campaña en el 2015, en la que estadísticas ofensivas y defensivas se derrumbaron con respecto a lo que había sido la media en su carrera. Este año Ramírez bateó para .249, con 33 dobles y diez jonrones; anotó 54 carreras y remolcó 62; además se estafó 17 bases en 24 intentos. Con el guante cometió 16 errores.

En reiteradas oportunidades, Ramírez expresó su deseo por permanecer como miembro de los Medias Blancas, el único equipo con el que ha jugado en Estados Unidos, y retirarse como uno de sus representantes. Al conocer la noticia, Ramírez le expresó su agradecimiento a la gerencia del equipo, por todas las oportunidades brindadas y las experiencias que recogió con el conjunto; también se comunicó con sus ex-compañeros latinos y en un sensible mensaje les informó su situación, les agradeció por todos los momentos vividos juntos y les deseo éxito y suerte.

Ahora los Medias Blancas buscarán la mejor opción disponible y posible para reemplazar a Ramírez. Entras las alternativas está darle la oportunidad a Tyler Saladino, quien este año debutó en las mayores, o alcanzar un acuerdo con alguno de los campocortos que están en la agencia libre o adquirir a un paracorto vía cambio.

Las dos últimas opciones pudieran ser más costosas, en cuanto a dinero, que la de entregarle la responsabilidad a Saladino de jugar el shorstop todos los días. Saladino es un campocorto natural, quien este año en su tiempo en las mayores vio más acción en la tercera base que en la posición seis, eso por la presencia de Ramírez.

Saladino posee un sólido guante, sin embargo, su bate ha sido y es el signo de interrogación para los Medias Blancas.

Junto al anunció acerca de Alexei Ramírez, los Medias Blancas dieron a conocer que el zurdo, Zach Phillips, fue inscrito en el roster de 40.

Phillips, de 29 años de edad, lanzó este año con la sucursal triple A de la organización, en la que dejó marca de 1-1, con 3.13 de efectividad, salvó 12 juegos, ponchó a 64 bateadores y limitó a los rivales a un promedio ofensivo de .232. Eso en 46 salidas.

José Abreu completó una segunda campaña exitosa

La temporada del 2015 para los Medias Blancas de Chicago dejó más decepción que satisfacción, ya que el equipo fue estructurado para competir y avanzar a la postemporada. Sin embargo, nada funcionó, ni mediana, ni completamente. De eso, sin embargo, nos encargaremos de hablar en los próximos días.

Este post lo utilizaremos para resaltar a una de las dos individualidades que mayor alegría le dieron al equipo y a los aficionados, José Abreu. De Chris Sale hablaremos luego.

Abreu demostró una vez más que es uno de los bateadores élite de Grandes Ligas, al aniquilar con su producción las dudas que algunas personas conservaron luego de la campaña del 2014, en la que el cubano ganó el Novato del Año.

El primera base de los Medias Blancas fue consistente con su madero y por segundo año consecutivo conectó al menos 30 jonrones y remolcó más de cien carreras. Al hacer esos en sus dos primera temporada en Grandes Ligas, Abreu se convirtió en apenas el segundo jugador en la historia de las mayores en alcanzar esos registros, uniendo de esa forma su nombre junto al de Albert Pujols.

Dentro de esas marcas hay más, con los 30 jonrones que dio este año, el cubano se convirtió en tan solo el tercer pelotero en los anales de Grandes Ligas en ligar 30 o más cuadrangulares en sus dos primeras campañas. Se unió a Pujols y a Ryan Braun.

Abreu finalizó el año con 178 hits, un promedio de .290, un porcentaje de embasado de .347, un slugging de .502 y un OPS de .850; además conectó 34 dobles, tres triples y 30 jonrones para un total de 67 extrabases; anotó 88 carreras y remolcó 101.

En la campaña tuvo nueve cadena de al menos seis encuentros con un hit. Tres de esas seguidillas fueron de 13, 14 y 17. Desde el 2014 es el único jugador en Grandes Ligas con al menos seis cadenas de 13 o más juegos con incogibles.

El cubano registró también 47 juegos de más de un indiscutible. El 23 de junio ligó cuatro hits por primera vez en su carrera. Eso fue ante los Mellizos de Minnesota, en el Target Field. Además consiguió 23 encuentros de al menos dos carreras remolcadas (tuvo tres de cuatro impulsadas y cinco de tres fletadas).

El 8 de agosto disparó dos cuadrangulares por primera y única vez en la temporada. Fue la tercera ocasión de su carrera en la que conecta al menos un par de jonrones en un encuentro.

Sus números lo tendrán entre los candidatos para ganar el Bate de Plata, como el mejor primera base ofensivo de la Liga Americana.

José Quintana cerró otra campaña admirable

José Quintana finalizó anoche su actuación con los Medias Blancas de Chicago en esta temporada y lo hizo con una nota sobresaliente.

El zurdo finalizó su campaña con otra soberbia demostración de consistencia y efectividad, dos cualidades que ha exhibido durante sus cuatro años en las Grandes Ligas.

Lamentablemente para Quintana, también como ha ocurrido en su carrera en el máximo nivel, ese desempeño que tuvo anoche no estuvo acompañado de fortuna, en este caso del soporte ofensivo de sus compañeros-, ya que pese a lanzar nueve entradas en las que solo aceptó cinco hits y tres carreras, ponchando a ocho y dando dos bases por bolas, no pudo conseguir la victoria. Al final no tuvo decisión.

Para el colombiano fue la ocasión número 52 en su carreras que no tiene decisión en un encuentro.

Sin embargo, el no haber obtenido el triunfo no desmerita el trabajo realizado por Quintana, quien cerró la campaña como el lanzador más consistente y efectivo de los Medias Blancas. Quintana pitcheó 206 entradas y un tercio -tope en su carrera-, registró una efectividad de 3.36 -la más baja entre los abridores del equipo-, ponchó a 177 bateadores y dejó marca de nueve victorias y diez derrotas.

El zurdo volvió a darle a los Medias Blancas lo que de él se esperaba y, quizás, un poco más. Su valía dentro de los Medias Blancas es inmensa y continúa siendo una pieza angular en el futuro competitivo de este equipo.

En el encuentro de anoche, Quintana no fue el único que puso notas positivas en su carrera, el primer base de los Medias Blancas, José Abreu, también hizo lo suyo.

Abreu conectó su jonrón 30 de la temporada y con ese batazo se convirtió en tan solo el tercer jugador en la historia de Grandes Ligas en ligar 30 0 más cuadrangulares en sus dos primeros años en las mayores, uniéndose a Albert Pujols y a Ryan Braun.

El próximo paso del cubano es impulsar su carrera cien, le falta una, y de esa forma plasmar su nombre junto al de Pujols como los dos únicos peloteros en los anales de Grandes Ligas en conectar 30 o más jonrones e impulsar 100 o más carreras en sus dos primeros años en las mayores.

Chris Sale consiguió el ponche mil de su carrera

El estelar lanzador de los Medias Blancas de Chicago, Chris Sale, logró esta noche su ponche mil en Grandes Ligas.

El zurdo, quien lidera a los pitchers de la Liga Americana en el renglón de ponches, dejó congelado en el home plate al jardinero izquierdo de los Yanquis de Nueva York, Chris Young, en el tercer inning. Con ese ponche alcanzó los mil en su carrera.

Sale se convirtió en el quinto lanzador, desde 1974, que más rápido llega a los mil ponches en Grandes Ligas, al hacerlo en 871 inning y dos tercios. Solo Billy Wagner (757.2), Octavio Dotel (820.1), Francisco Rodríguez (827.1) y Kerry Wood (853.1) lo hicieron más rápido que él.

La primera víctima en la carrera de Sale fue Danny Valencia, de los Mellizos de Minnesota, el 12 de agosto del 2010. El ponche 500 fue Alfonso Soriano, jugando con los Yanquis de Nueva York, el 3 de septiembre de 2013.

El zurdo continúa en carrera para convertirse en el lanzador con más ponches en la historia de los Medias Blancas. El récord le pertenece a Ed Walsh, con 269, en 1908. Esa marca la podría quebrar en su próxima apertura, ya que el ponche número mil de su carrera fue también el 263 de la temporada.

Melky Cabrera ingresó al club de los 100 jonrones

El jardinero izquierdo de los Medias Blancas, Melky Cabrera, conecta esta tarde su duodécimo jonrón de la temporada y con ese batazo alcanzó los cien cuadrangulares en su carrera.

La conexión se la dio a un lanzamiento del abridor de los Tigres de Detroit, Justin Verlander, en el cuarto inning y con un corredor, Trayce Thompson, en la primera base. La bola salió por el jardín derecho del Comérica Park de Detroit.

El primer jonrón en la carrera de Cabrera lo ligó el 15 de junio, también en un cuarto inning, pero contra el pitcher zurdo de los Indios de Cleveland, Cliff Lee. Ese juego fue en el Yankee Stadium. En ese momento él formaba parte de los Yanquis.

De los cien jonrones que tiene en su carrera, Cabrera, quien bateada a las dos manos, ha dado ligado 67 a la zurda y 33 a la derecha. Su primer vuelacercas fue a la derecha y el cien a la izquierda.

Frankie Montas ya tiene asignada su primera apertura

Los Medias Blancas de Chicago oficializaron esta tarde que el lanzador dominicano, Frankie Montas, tendrá mañana (miércoles 22 de septiembre) la primera oportunidad de su carrera de iniciar un encuentro de Grandes Ligas.

El derecho, quien es uno de los principales prospectos de la organización, ha estado esperando por ese momento desde su ascenso a las mayores el pasado primero de septiembre.

En las cinco presentaciones -todas como relevista- que ha tenido en las mayores, Montas acumula ocho innings, en los que ha aceptado seis hits y una carrera, ha dado cuatro bases por bolas y ha ponchado a diez.

El dominicano, quien fue adquirido por los Medias Blancas en el verano del 2013, ha impresionado en su desarrollo en la organización y en el chance que ha tenido de pitchear en Grandes Ligas ha mostrado por qué.

El derecho poseé una recta que puede lanzar a mas de cien millas por hora, y la puede tirar por strike; además, cuenta con un slider que engaña a los bateadores y que también pudo ubicar consistentemente en la zona de strike. El cambio de velocidad es aún un pitcheo en desarrollo, pero será interesante lo que desde mañana puede hacer con él en este nivel, ya que como abridor, en Grandes Ligas, necesita de ese tercer pitcheo para sorprender a los bateadores.

Este año, en la sucursal doble A de la organización, Montas tuvo marca de 5-5, con 3.94 de efectividad y ponchó a 108 hombres en 112.0 innings.

Él es parte del futuro de los Medias Blancas, quienes pudieran tenerlo ya el año que viene como uno de los miembros de su rotación de abridores, en donde esperan contar con él por largo tiempo.

Mañana se medira a los Tigres de Detroit, en el cuarto y último encuentro de la serie. Para Montas será un buen test, pues le tocará enfrentar a un equipo con una sólida ofensiva, en la que estará presente uno de los mejores bateadores de esta era y del beisbol, Miguel Cabrera.

José Abreu con otra semana productiva

Por segunda vez en la temporada, el primera base de los Medias Blancas, José Abreu, es reconocido como el mejor jugador de una semana. Curiosamente en ambas ha compartido el galardón en la Liga Americana.

Abreu, quien está en camino a convertirse en el segundo pelotero en la historia de Grandes Ligas en batear 30 o más jonrones e impulsar 100 o más carreras en sus primeras dos campañas, registró un promedio al bate de .458 (24-11), con dos dobles y dos jonrones, remolcó nueve carreras, dejó un porcentaje de embasado de .552 y un OPS de .1.343.

El primera base compartió el premio en esta ocasión con Prince Fielder, de los Rangers de Texas. Anteriormente, cuando ganó la distinción por primera vez en la temporada, por su actuación entre el 27 de julio y el 2 de agosto, lo compartió con su compañero de equipo, Adam Eaton.

En su carrera, esta es la tercera vez que Abreu es reconocido como el mejor jugador de la semana.

Antes de la jornada de hoy, Abreu registraba en la temporada promedio ofensivo de .297, con 29 cuadrangulares y 95 carreras remolcadas.

John Danks ha sido más efectivo de lo que sus estadísticas muestran

Luego de tener un descanso de nueve días, John Danks saldrá al ruedo esta noche para iniciar el primer encuentro de la serie de cuatro que sostendrán los Medias Blancas ante los Atléticos de Oakland, en el U.S. Cellular Field.

Muchos se extrañarán al saber que Danks ha sido uno de los lanzadores que mejor ha trabajado esta campaña con los Medias Blancas. Para eso, claro, hayq ue tener una visión amplía y hurgar bien en las estadísticas de los iniciadores del equipo. Ojo, no se confundan, ni nos malinterprete; pues no estamos diciendo que Danks ha sido el mejor, sino uno un pitcher que ha estado mejor de lo que su efectividad (4.60) y su récord (7-12) muestran.

El zurdo, quien hoy hará su apertura 27 de la campaña, registra esta campaña ocho encuentros de no más de una carrera limpia permitida. Esos ocho juegos se distribuyen en cuatro en los que no ha tolerado anotación alguna y otros cuatro en los que solo a concedido una rayita.

Dentro del equipo solo Chris Sale, con 10; y José Quintana y Carlos Rodón, con nueve cada uno, tienen más juegos en los que no han permitido más de una anotación. Sin embargo, solo Sale lo supera -por uno- en inicios en los que no ha aceptado carreras.

En 15 de las 26 presentaciones que ha tenido este año, Danks no ha aceptado más de tres anotaciones. Algo que sin duda muestra su valía, al haberle dado al equipo la oportunidad de ganar en cada una de esas 15 aperturas. Eso quiere decir que ha cumplido con su misión en lo que va de campaña en un 57 por ciento.

Claro, en las otras 11 salidas en las que ha permitido más de tres carreras ha sido castigado con reciedumbre y de ahí que no muestre una mejor efectividad de la que tiene. Pero recuerden que estamos hablando de quien en teoría ocupa el quinto puesto en la rotación de los Medias Blancas.

Hoy, Danks se medirá a un equipo al que en su carrera ha dominado, así lo refleja su efectividad de 2.40 ante los Atléticos, conjunto al que ya enfrentó en una ocasión en esta campaña. En esa oportunidad, que fue el 16 de mayo, trabajó por espacio de siete entradas, en las que aceptó solo tres hits y dos carreras, dio tres boletos y ponchó a seis.

Otra apertura de ese calibre por parte del zurdo le daría la oportunidad a los Medias Blancas de comenzar la semana, la antepenúltima de la temporada, con buen pie.

Los Medias Blancas contarán la siguiente alineación:

Adam Eaton – Jardinero central

Alexei Ramírez – Campocorto

José Abreu – Primera base

Melky Cabrera – Jardinero izquierdo

Avisail García – Bateador designado

Trayce Thompson – Jardinero derecho

Mike Olt – Tercera base

Micah Johnson – Segunda base

Tyler Flowers – Receptor

Jonhn Danks – Lanzador

Ellos se enfrentarán al derecho de los Atléticos, Sonny Gray, quien tiene marca de 13-7, con 2.28 de efectividad (la segunda mejor de la Liga Americana). Esta será la primera vez que se enfrente a los Medias Blancas en la temporada.

Calendario listo para el 2016

Los Medias Blancas de Chicago dieron a conocer el calendario que tendrá el equipo para la próxima temporada.

Por segundo año de forma consecutiva, el equipo iniciará la campaña fuera de casa, esta vez en Oakland, frente a los Atléticos, en una serie de cuatro encuentros, que se disputará entre el 4 y el 7 de abril.

El primer juego en el U.S. Cellular Field será el viernes 8 de abril, frente a los Indios de Cleveland.

En el 2016 los Medias Blancas se medirán a los cinco equipos de la División Este de la Liga Nacional, en sus desafíos interligas. El primero de ellos será el 30 de mayo, ante los Mets de Nueva York, en el Citi Field.

Además de los Mets, los Medias Blancas visitarán a los Marlins de Miami, entre el 12 y 145 de agisto; y a los Filis de Filadelfia, el 20 y 21 de septiembre.

La serie contra los Cachorros será de dos juegos en cada parque. Los dos primeros encuentros se disputarán en el U.S. Cellular Field, el 25 y 26 de julio; y los dos últimos en el Wrigley Field, el 27 y 28 de julio. Son cuatro juegos seguidos entre ambos conjuntos.

Los Medias Blancas finalizarán la campaña en el U.S. Cellular Field ante los Mellizos de Minnesota. El último juego de la ronda regular será el 2 de octubre.

Misión: Romper el yugo en Kauffman Stadium

En los Medias Blancas están realizando su tercera y última visita de la temporada al Kauffman Stadium, hogar de los Reales de Kansas City. En esta estadia de tres encuentros ante los líderes de la División Central de la Liga Americana, la novena de Chicago intentará conquistar su primera victoria de la campaña en este escenario, en el cual y hasta el momento han dejado récord de 0-6.

Recordemos que los Medias Blancas comenzaron la campaña aquí en Kansas City y en esa oportunidad perdieron los tres encentros que disputaron. Luego, en la segunda semana de agosto, el equipo regresó y fue barrido nuevamente en una serie de tres encuentros. En esa última ocasión los tres desafíos se definieron por una carrera.

Esta vez el equipo con la misión de por lo menos lograr un triunfo que le permita salvar la honra en esta temporada frente a los Reales, jugando en su casa.

Los Medias Blancas contarán para esta serie con los brazos del zurdo, John Danks, quien iniciará el encuentro de hoy; seguido por el también siniestro, José Quintana, quien lanzará mañana; y del derecho, Erik Johnson, quien cerrará la serie el domingo.

Danks ha sido tan solo uno de los dos lanzadores de los Medias Blancas que ha podido vencer este años Reales. Él lo hizo el 17 de julio, en el U.S. Cellular Field, en donde lanzó seis entradas, en las que solo aceptó cuatro hits, dio cuatro bases por bolas y ponchó a cuatro.

En su carrera frente a los Reales, el zurdo ha sido dominante, al registrar marca de 9-2, con 2.69 de efectividad. Este año los ha vencido en dos oportunidades, esa del 17 de agosto y anteriormente el 26 de abril, cuando trabajó seis innings en los que permitió cinco hits y tres carreras, dio una base por bolas y ponchó a ocho.

Quintana, por su parte, no ha tenido éxito durante su carrera ante Kansas City, equipo al cual ha enfrentado en 16 ocasiones en las que no ha logrado victorias y ha perdido seis veces, dejando una efectividad de 4.68. Esta temporada contra ellos tiene marca de 0-0, con 5.63 de efectividad, al permitir 15 carreras limpias en 24 entradas, en las que ha tolerado 34 hits; eso en cuatro presentaciones.

Mientras que Johnson se medirá a los Reales por primera vez en la campaña, ya que estará realizando, el domingo, su primera salida del año en Grandes Ligas.


Para el encuentro de hoy los Medias Blancas contarán con la siguiente alineación:

Adam Eaton – Jardinero central
José Abreu – Primera base
Melky Cabrera – Jardinero izquierdo
Avisail García – Jardinero derecho
Adam LaRoche – Bateador designado
Alexei Ramírez – Campocorto
Carlos Sánchez – Segunda base
Tyler Flowers – Receptor
Tyler Saladino – Tercera base
John Danks – Lanzador

Ellos se medirán al abridor derecho de los Reales, Kris Medlen (3-0, con 3.51 de efectividad).

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.