febrero 2014

Medias Blancas preparan su esquema

El pasado fin de semana los Medias Blancas de Chicago abrieron oficialmente sus entrenamientos primaverales, en el Camelback Ranch de Glendale, en Arizona.

 

El sábado fue la fecha para el reporte de pitchers y catchers, sin embargo, hubo algunos otros peloteros, jugadores de posición, que también dijeron presente y se le unieron al cubano, José Abreu, quien fue el primero en arribar a los entrenamientos, el pasado 3 de febrero.

 

Como en todos los entrenamientos de primavera las expectativas y ambiciones son grandes y hasta refrescantes, particularmente en el caso de los Medias Blancas por la desastrosa campaña que registró el equipo en el 2013, cuando perdieron 99 de 162 juegos, y por la oportunidad que se presenta desde estas prácticas para prepararse y reivindicarse en esta temporada, en la que contarán con rostros nuevos y juveniles.

 

Estas seis semanas que el manager, Robin Ventura, pasará junto a su cuerpo técnico y sus peloteros, en Arizona, servirán para definir la estructura que a partir del 31 de marzo presentará el conjunto para la campaña del 2014.

 

Aquí enumeraremos algunas de las mayores interrogantes a las cuales los Medias Blancas procurarán encontrarle respuestas, para maximizar las oportunidades de éxito que se le pudieran presentar y aprovecharlas.

 

-       El conjunto deberá definir si el roster de 25 estará dividido en 12 pitchers y 13 bateadores o en 11 y 14.

 

Esta es una de las decisiones más difíciles que enfrentarán los Medias Blancas. Lo más común es una estructura de 12 y 13. Sin embargo, la complicación para el equipo se presenta al tener a varios jugadores de posición de características similares, alguno de ellos sin opciones de ir a ligas menores.

 

La armazón del lado de los jugadores de posición sería esta: dos receptores (para esos cupos están luchando Tyler Flowers, Josh Phegley y Adrián Nieto. Flowers y Phegley son los favoritos por la experiencia, pero Nieto fue tomado en el draft de regla cinco, lo que indica que si no hace el equipo pudiera ser regresado a su anterior club, los Nacionales de Washington).

 

En la primera base no hay duda, ya que será ocupada por Abreu. En la segunda estará Gordon Beckham. En la tercera base hay tres candidatos: Conor Gillaspie, Jeff Keppinger y Matt Davidson, quien fue adquirido de los Cascabeles de Arizona. Keppinger tiene un contrato asegurado hasta el 2015, pero viene de una temporada nefasta a la ofensiva, más allá de que hubo lesiones que lo mermaron; Davidson todavía es joven y tiene aspectos que mejorar en su juego, pero es visto como el antesalista de todos los días en el futuro del equipo; Gillaspie es un bateador zurdo que ayudaría a balancear la alineación, que posee un bate habilidoso, con buen control y con pocos huecos en su swing, además es un sólido defensor.

 

En el campocorto, Alexei Ramírez es una fija. En el jardín izquierdo se presentan Dayán Viciedo y Alejandro De Aza, quienes pudieran alternarse en la posición, si el equipo decide permanecer con De Aza. En el jardín central estará Adam Eaton y en el derecho Avisail García.

 

Como bateadores designados estarían Paul Konerko y Adam Dunn. Mientras que como utilities los candidatos son Leury García, Marcus Semien y Micah Johnson, además del propio Keppinger.

 

En este repaso hemos nombrado a 18 peloteros, cantidad que supera el límite de lo común y es ahí en donde se le presenta el inconveniente al equipo, porque además están atados a las no opciones de De Aza, Gillaspie y Keppinger para ir a ligas menores. Por un lado eso pudiera ayudar a encontrarle solución al problema si se decide mantener a los tres: De Aza como cuarto jardinero y alterno a Viciedo, mientras que Gillaspie y Keppinger se pueden alternar en la tercera base e incluso Keppinger puede fungir como utility del infield.

 

De ser esa la decisión, el equipo tendría que enviar a las menores a Davidson, Semien, Johnson –quien no tiene experiencia en las mayores a diferencias de sus compañeros- y a Leury García, quien es quizás el jugador de mayor utilidad para un rol de utility, por saber jugar tanto en el cuadro como en los jardines, además de ser un bateador ambidextro y ser uno de los hombres de más velocidad en la novena, junto a Eaton.

 

Pero todavía queda la situación con los receptores, de quedarse con Flowers y Phegley el equipo seguramente perdería a Nieto y 25 mil dólares, que en penalización tienen que ser enviado a su ex equipo, por haber sido tomado en el draft de regla cinco.

 

-       Otra de la interrogante es saber quién finalmente tomará el rol de cerrador.

 

Nate Jones pudiera ser el favorito, porque ha estado con el equipo las dos últimas temporadas y ha mostrado condiciones y argumentos para hacerse con el cargo. Pero también está Matt Lindstrom, quien tiene más experiencia y ya fue cerrador en una oportunidad en su carrera, con los Astros de Houston. De igual forma el prospecto, Daniel Webb, se presenta con pergaminos para ser considerado, al poseer unas condiciones excepcionales.

 

-       Lo otro es ver quiénes terminarán completando la rotación de abridores.

 

Chris Sale, José Quintana y John Danks están asegurados en la rotación y pareciera que Erik Johnson y Felipe Paulino también tiene un pie adentro, sin embargo, no hay que dejar de lado a André Rienzo, quien debutó el año pasado en las mayores y pese a algunos inconvenientes llamó la actuación con sus labores.

 

Los Medias Blancas tienen seis semanas para tomar sus decisiones y definir la estructura de su equipo para la temporada del 2014.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.