La metamorfosis de John Danks

Cada vez que a un lanzador se le somete a una operación en el hombro de su brazo de pitchear las probabilidades de regresar y ser exitoso están en su contra, por ser el hombro la pieza central en lo que es la acción de tirar una pelota.

Además, las intervenciones que se realizan en el hombro tienden a restarle fuerza y velocidad a los envíos, debido a ello los lanzadores, en el mayor de los casos, deben mutar y cambiar su estilo de pitchear, un proceso que lleva tiempo.

En el caso de John Danks pareciera que ese tiempo no ha tomado mucho. El zurdo de los Medias Blancas, quien hace un año era el número uno de la rotación del equipo, tras firmar un jugoso contrato de cinco años y 65 millones de dólares, ha logrado consistencia y efectividad en las últimas presentaciones, en las que se ha enfrentado a los Mets de Nueva York, a los Orioles de Baltimore y a los Rays de Tampa Bay. Ante todos ellos ha trabajado al menos siete entradas, en las que ha permitido tres o menos carreras limpias.

La adaptación de Danks, quien perdió un par de millas por hora en la velocidad de sus pitcheos, luego de la operación, ha pasado básicamente por ser un lanzador más fino en la localización de sus envíos, en trabajar en las esquinas y alrededor de la zona de strike, sin darse el lujo de vender pitcheos en el medio del home plate o altos en la zona.

Esa metamorfosis, que prácticamente ha obligado al zurdo de 28 años de edad a ser perfecto en la ubicación de sus lanzamientos, le ha permitido registrar seis aperturas de calidad en las nueve presentaciones que ha tenido esta campaña. Lamentablemente para él, como ha sucedido con los otros iniciadores del equipo, la ofensiva del equipo no lo ha respaldado y su récord tan solo muestra dos victorias y seis derrotas, incluyendo la que se le endosó el pasado domingo, frente a los Rays, a lo que contuvo en cinco hits y tres carreras, en siete entradas, en las que además ponchó a cinco y dio dos bases por bolas.

Lo que ha mostrado Danks, quien incluso este año en medio de ese proceso de reajuste realizó una de las mejores presentaciones de su carrera -fue el ocho de junio ante los Atléticos de Oakland, a los que dominó en ocho innings, en los que aceptó tres hits y una carrera, además ponchó a seis y dio un boleto-; es para celebrar en medio de la decepcionante campaña de los Medias Blancas.

El zurdo ha mostrado que todavía puede ser efectivo y que todavía puede sacar outs y ayudar en el futuro del equipo, independientemente de cuál sea la ruta que la gerencia decida tomar en este verano, en el que se vislumbran profundos cambios.

 

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: