octubre 2012

El milagro no llegó

Chicago.- El triunfo de anoche sobre los Indios de Cleveland no ayudó para que los Medias Blancas se mantuvieran en carrera por avanzar a la postemporada. La razón fue que los Tigres de Detroit se impusieron ante los Reales de Kansas City y con esa victoria eliminaron a Chicago y se coronaron campeones de la División Central de la Liga Americana.

La misión no era fácil para los Sox que se desinflaron en las últimas dos semanas, tras liderar la llave durante la mayor parte de la campaña, durante casi cuatro meses, exactamente por 117 días. Ellos tenían que ganar los finales tres juegos y ligar tres derrotas de los bengalíes para forzar un encuentro extra que no llegará.

Los Tigres eliminaron a los Medias Blancas en la primera oportunidad que tuvieron para clasificarse a la postemporada, pero lo cierto es que los Sox se eliminaron a sí mismo cuando apenas pudieron ganar tres de 13 juegos, luego de vencer a los Detroit el 17 de septiembre.

Sin duda el sentimiento es de frustración, porque se pudo haber logrado el sueño, se pudo haber alcanzado el objetivo y se nos fue a último momento. Pero también hay un sentir de que hubo muchas cosas positivas -récord por encima de .500, el resurgir ofensivo de Alex Ríos y Adam Dunn, la actuación de Chris Sale como abridor por primera vez en Grandes Ligas, el trabajo de José Quintana, Nate Jones, Addison Reed, Héctor Santiago y Dayán Viciedo, entre otros- en la infructuosa carrera del equipo por llegar a los playoffs y eso hace que el sin sabor de la eliminación no sea tan agrio.

 

Solo un milagro

Chicago.- A falta de tres juegos para culmine la ronda regular, la posibilidad de que los Medias Blancas avancen a la postemporada está a ley de un milagro.

Los Sox que despilfarraron una ventaja de tres juegos a falta de 16 encuentros para el final de la campaña, se encuentran en estos momentos a tres juegos de diferencia de los Tigres de Detroit, que desde hace poco menos de una semana se posicionaron del primer lugar de la División Central de la Liga Americana.

Ante ese déficit y lo que resta de la campaña, los Medias Blancas están más cerca de quedar eliminados de alcanzar ese objetivo de avanzar a la segunda fase de la temporada.

La opción del equipo en estos instante es ganar sus tres juegos ante los Indios de Cleveland, con los que inician hoy una serie de tres partidos, y ligar que los Reales de Kansas City, quienes le hicieron la vida imposible durante toda la contiendan, los ayuden barriendo a los Tigres, en su serie final.

Solo en ese escenario los Medias Blancas tendrán oportunidad de aspirar a los playoff, no sin antes disputar un juego de desempate con Detroit, en el Comérica Park.

Cualquier otra combinación de resultados le colocará a los Sox la X al lado, si la que significa eliminación.

Lo más difícil para el conjunto de Chicago no es ligar las derrotas de los Tigres, sino levantar su nivel de juego y lograr los triunfos que han sido capaces de lograr en las últimas dos semanas, en las que tan solo han triunfado en tres de 13 juegos.

La ofensiva fue la que se vino abajo –registró promedio de 133 (90-12), en los últimos 13 encuentros- y con ella el impulso del equipo, ahora solo queda esperar por un milagro.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.