Cinco series consecutivas y contando

Chicago.- En lo que va de temporada los Medias Blancas han demostrado que pueden ganar juegos de cualquier forma, con buen pitcheo, tórrido bateo, agresivo corrido de bases y buena defensa.

La combinación de todos esos elementos ha permitido que el equipo esté en estos momentos en el primer lugar de la División Central de la Liga Americana con dos juegos y medio de ventaja sobre los Indios de Cleveland y con seis por encima de los Tigres de Detroit.

El equipo ha estado jugando la mejor pelota de la división en las últimas tres semanas y eso se ve en la récord y en lo que han hecho. Los Sox han ganado cinco series de forma consecutiva, consiguiendo en ellas un total de 13 victorias en 15 encuentros.

En ese lapso el equipo ha tenido individualidades importantes y que lo han impulsado a tener la marca que presentan en estos momentos que es de 31 victorias y 23 derrotas, la mejor desde la del 2008 cuando tuvieron 32 y 27 para la misma fecha.

Entre esas destacadas actuaciones han sobresalido ofensivamente las de Paul Konerko, Dayán Viciedo, Alex Ríos, A.J. Pierzynski, Adam Dunn y Gordon Beckham. Ellos han brillado en momentos oportunos, solos y de forma colectiva.

En el pitcheo, sin embargo, ha sido Chris Sale el único de los abridores que se mantenido consistente, dominante y en ocasiones ha llegado a ser soberbio con sus actuaciones, como esa que tuvo ayer ante los Marineros de Seattle.

Con su primer juego completo en Grandes Ligas y su triunfo número siete de la temporada, el zurdo de los Medias Blancas celebró su premio al Mejor Lanzador del Mes de mayo, en el que tuvo marca de 4-1, con efectividad de .171 y 35 ponches; además limitó a los bateadores a un promedio la bate de .181.

Su presentación ante los Marineros, en la que aceptó dos hits y cinco carreras, además de ocho ponches y dos bases por bolas, cerró una semana de ensueño para Sale, quien desde hace rato está reclamando el puesto de As de la rotación del equipo, por ser el que mayor consistencia y efectividad ha mostrado en la campaña.

Lo que ha hecho no es sorpresa para nadie, porque siempre se esperaba que fuera él quien liderara a este pitcheo, con lo que quizás no se contaba es que lo hiciera desde ahora. Recordemos que está apenas en su primer temporada como abridor, anteriormente se había desempeñado como relevista y lo había hecho de forma bien efectiva.

Lo bueno del caso es que en él los Sox han encontrado a alguien que cada cinco días cuando se monta en la lomita eleva las opciones del equipo de conseguir un triunfo y de mantener el buen momento por el cual se está atravesando.

Sale, pese a su hándicap de lanzador, pudiera ser elegido como el mejor jugador de la semana pasada, en la que logró dos victorias en dos aperturas, tuvo efectividad de 1.65 y un whip de 0.73, como si fuera poco también acumuló 23 ponches -15 de ellos en el encuentro del 30 de mayo ante los Rays de Tampa Bay, esa cantidad es la mayor de su carrera y la segunda más elevada en la historia de los Medias Blancas para un abridor en un partido-.

Lo importante es que con premio o sin premio Sale está despuntando como el As de los Medias Blancas.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: