El dulce momento de Peavy, Ríos y Dunn

Chicago.- Que bueno es ver jugando a los Medias Blancas de la forma en la que lo han estado haciendo y, más aún, ver cómo jugadores como Jake Peavy, Alex Ríos y Adam Dunn han estado rindiendo para la causa de Chicago.

Desde antes de iniciar la temporada les habíamos mencionado la importancia que esos tres hombres iban a tener para el equipo en este 2012, y pese a que todavía falta mucho camino por recorrer es positivo y alentador verlos contribuyendo de la forma en la que lo han estado haciendo en cada una de las áreas del juego.

Peavy, repetimos, es el lanzador que debe encargarse de comandar el staff de abridores, porque es quien tiene la jerarquía y las credenciales para hacerlo, además de la actitud.

Ha sido eso justamente lo que ha estado haciendo el derecho, que por primera vez en mucho tiempo está completamente sano, de allí los resultados positivos que ha estado obteniendo en el inicio de esta campaña, en la que ya lleva tres victorias en cuatro presentaciones, todas de calidad y de buen nivel para el equipo, que ha ganado todos los encuentros en los que él ha lanzado.

Peavy ha sido el mejor iniciador de los Medias Blancas en lo que va de temporada, sin contar el juego perfecto que lanzo Philip Humber claro, y eso se ha visto en la lomita y se comprueba con los números que ha dejado en sus cuatro presentaciones, en las que acumula ya 28 entradas y dos tercios de labor, en los que ha ponchado a 26 hombres y ha dado cuatro bases por bolas, solo ha aceptado seis carreras y su efectividad es de 1.88.

El derecho, quien está en su último año de contrato con los Medias Blancas, se encuentra entre los líderes de triunfos (empatado en el primero con tres), de efectividad (cuarto, con 1.88), ponches (quinto, con 26), primero en whip (0.73) y primero en aperturas de calidad (4); además es tan solo uno de dos pitchers que este año han logrado juegos completos con blanqueadas, él lo hizo anoche ante los Atléticos de Oakland. El otro es, obviamente, Humber.

Eso es lo que se ha requerido de Peavy desde que llegó al equipo en el 2009 y finalmente lo estamos viendo. Eso, sin duda, le da un impulso grande a los Medias Blancas en este inicio.

Ojalá y ese ritmo, esa forma en la que se ha mostrado Peavy se pueda mantener durante toda la temporada, con sus variante claro. De ser así, todas las expectativas de las cosas buenas que pueden pasar en este 2012 aumentarán todavía más.

 Los casos de Ríos y Dunn

De la misma forma en la que ha lucido bien desde el montículo Peavy, lo han hecho Alex Ríos y Adam Dunn en su trabajo ofensivo, especialmente en la última semana.

Ríos está viviendo su mejor momento dentro del terreo de juego en más de un año. Sí, el jardinero derecho de los Medias Blancas no atravesó por una racha como la que está viviendo ahora en todo el 2011.

El puertorriqueño es el bateador de Chicago con la cadena de juegos con al menos un hit más larga en el 2012, es de 11 y se mantiene viva.

Ríos le ha estado dando bien a la bola, ha estado siendo oportuno y eso se ha visto en la ayuda que le ha brindado al equipo. Además se nota que está disfrutando de este buen momento, su lenguaje corporal y su actitud emanan confianza, seguridad.

El jardinero es el sexto mejor bateador de la Liga Americana, con promedio de .360. Es la primera vez desde el tres de agosto del 2010, que coloca su average por encima de .300.

Ríos además tiene dos encuentros seguidos conectando al menos tres incogibles, primera vez que lo logra desde el 2008, cuando aún pertenecía a los Azulejos de Toronto.

Dunn poco a poco ha ido retomando su nivel, trayendo al home plate a todos los compañeros que se ha estado encontrando en las almohadillas. También le han comenzado a salir los cuadrangulares.

Este es, sin duda, el Adam Dunn que se esperaba el año pasado, en el que registró su peor campaña en las mayores. Es este el Adam Dunn que se quería ver para esta campaña y que hasta el momento ha cumplido con el compromiso.

Es Dunn el quinto mejor impulsador de la campaña, con 14; es séptimo en dobles, con seis, noveno en jonrones, con cuatro, y tercero en extrabases, con diez. Ah, también es líder en ponches, por eso al igual que los cuadrangulares, las carreras impulsadas y las bases por bolas han sido parte de su juego durante su carrera.

El Gigantón de los Medias Blancas no llegó a alcanzar todos esos registros en el 2011, sino hasta el juego 31. En este 2012 lo ha hecho en apenas 15 partidos.

Lo ideal sería que todos estos hombres mantuvieran su nivel, sin alteraciones durante toda la temporada, pero eso no será así, lo importante es que puedan ser consistentes en su producción y que la confianza que han ganado con este buen inicio la conserven a lo largo de los 145 juegos que aún faltan.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: