abril 2012

Una dura serie ante Boston

Chicago.- Fue dura esta serie en casa, contra los Medias Rojas de Boston, no hubo respuestas para ese equipo en los dos primeros juegos, en los que su ofensiva fue muy superior y en el tercero nuestros maderos no pudieron ante Jon Lester, pese a lo que se necesitaba para ganar era lo mínimo, por el gran trabajo de Jake Peavy, pero que va, no se pudo.

Sin embargo, hoy, en el último encuentro de la serie Gavin Floyd se lució con su mejor presentación de la temporada y una de las más sólidas de su carreras, al completar seis entradas sin hits ni carreras, por primera vez en sus nueve años en Grandes Ligas.

Ese trabajo de Floyd salvó que los Medias Blancas fueran barridos ante los Medias Rojas, que llegaron a Chicago encendido, inspirados por primera vez en la temporada, luego de ese mal arranque de campaña.

Lo importante de la labor del derecho de los Medias Blancas fue que sirvió para reivindicar el pitcheo del equipo, así como el día anterior lo hizo Peavy, solo que en esta ocasión sí contó con el apoyo de los bateadores, que hicieron lo mínimo para respaldarlo y enrumbar la victoria de la novena, que tenía cinco derrotas en fila, su cadena más larga de la temporada.

La misión no era fácil para los muchachos de Robin Ventura, porque nada les había salido en esta serie y, además, no contaron con el mejor bateador del equipo, Paul Konerko, quien presentó molestias en el cuello.

Pero ante a ausencia de Konerko, Alex Ríos y Adam Dunn se hicieron cargo de la ofensiva del equipo para ligar en los momentos oportunos y con la mínima producción fabricar las carreras suficientes –cuatro- para obtener esta victoria y volver a colocar el récord del equipo en .500, luego de haber quedado por debajo de ese porcentaje tras la derrota del sábado.

El pitcheo, pese a sus variantes, que han sido pocas en este primer mes de campaña, se ha mantenido como el principal soporte de los Medias Blancas y se espera que así sea, pero se necesita que la ofensiva produzca un poco más, quizás no en cantidad sino en calidad, que ligue cuando hay corredores en las almohadillas y, especialmente, en posición anotadora. Ese ha sido el principal inconveniente hasta estos y recuerden, que aún así, todavía el equipo está luchando por el primer puesto de la tabla de posiciones en la División Central de la Liga Americana.

Los Medias Blancas pueden asaltar nuevamente el comando de la división ganándole la próxima serie que disputarán aquí en casa, en el U.S. Cellular Field, ante los Indios de Cleveland, en estos momentos los punteros de la llave, por un juego de diferencia. Así que con todo ante ellos.

Gira positiva

Chicago.- Esta gira por el Oeste dejó un saldo positivo para los Medias Blancas, pero cerró con un amargo sabor de boca.

El equipo no jugó buena pelota hoy, en el tercer y último juego de la serie ante los Atléticos de Oakland y aún así se batalló y se tuvo la oportunidad de ganar.

Durante 13 entradas los lanzadores de los Medias Blancas nos dieron la oportunidad de lograr el triunfo, reduciendo los problemas causados por la improductividad ofensiva, así como las fallas en los fundamentos del juego y los malos corridos de bases. Siempre se tuvo el chance de salir hoy de Oakland con una victoria más. Pero no se pudo.

En ocasiones el béisbol castiga su mala práctica y ejecución, quizás por eso no fue sino hasta la entrada 14, cuando el equipo tomó el mando por primera vez, con el doble impulsor de dos carreras de Alexei Ramírez, que se pagó todo eso.

No se le puede echar la culpa a Héctor Santiago, pese a ser el lanzador que desperdició la victoria faltando solo dos outs. Y es que el equipo tuvo el chance de acabar el juego antes de ese momento, pero no pudo.

Esa es la razón de este mal sabor de boca que tenemos, pese a haber salido con marca de cuatro victorias y dos derrotas de esta gira por el Oeste. Sin duda pudo haber sido mejor y celebrar en grande la conquista de Paul Konerko, con el jonrón 400 de su carrera, que lo conectó hoy para empatar el encuentro en el noveno inning y enviarlo a entradas extras.

Ahora solo hay que pensar en venir a casa y ganar las próximas dos series que serán frente a los Medias Rojas de Boston y los Indios de Cleveland. Así se nos quitará ese amargo sabor.

El dulce momento de Peavy, Ríos y Dunn

Chicago.- Que bueno es ver jugando a los Medias Blancas de la forma en la que lo han estado haciendo y, más aún, ver cómo jugadores como Jake Peavy, Alex Ríos y Adam Dunn han estado rindiendo para la causa de Chicago.

Desde antes de iniciar la temporada les habíamos mencionado la importancia que esos tres hombres iban a tener para el equipo en este 2012, y pese a que todavía falta mucho camino por recorrer es positivo y alentador verlos contribuyendo de la forma en la que lo han estado haciendo en cada una de las áreas del juego.

Peavy, repetimos, es el lanzador que debe encargarse de comandar el staff de abridores, porque es quien tiene la jerarquía y las credenciales para hacerlo, además de la actitud.

Ha sido eso justamente lo que ha estado haciendo el derecho, que por primera vez en mucho tiempo está completamente sano, de allí los resultados positivos que ha estado obteniendo en el inicio de esta campaña, en la que ya lleva tres victorias en cuatro presentaciones, todas de calidad y de buen nivel para el equipo, que ha ganado todos los encuentros en los que él ha lanzado.

Peavy ha sido el mejor iniciador de los Medias Blancas en lo que va de temporada, sin contar el juego perfecto que lanzo Philip Humber claro, y eso se ha visto en la lomita y se comprueba con los números que ha dejado en sus cuatro presentaciones, en las que acumula ya 28 entradas y dos tercios de labor, en los que ha ponchado a 26 hombres y ha dado cuatro bases por bolas, solo ha aceptado seis carreras y su efectividad es de 1.88.

El derecho, quien está en su último año de contrato con los Medias Blancas, se encuentra entre los líderes de triunfos (empatado en el primero con tres), de efectividad (cuarto, con 1.88), ponches (quinto, con 26), primero en whip (0.73) y primero en aperturas de calidad (4); además es tan solo uno de dos pitchers que este año han logrado juegos completos con blanqueadas, él lo hizo anoche ante los Atléticos de Oakland. El otro es, obviamente, Humber.

Eso es lo que se ha requerido de Peavy desde que llegó al equipo en el 2009 y finalmente lo estamos viendo. Eso, sin duda, le da un impulso grande a los Medias Blancas en este inicio.

Ojalá y ese ritmo, esa forma en la que se ha mostrado Peavy se pueda mantener durante toda la temporada, con sus variante claro. De ser así, todas las expectativas de las cosas buenas que pueden pasar en este 2012 aumentarán todavía más.

 Los casos de Ríos y Dunn

De la misma forma en la que ha lucido bien desde el montículo Peavy, lo han hecho Alex Ríos y Adam Dunn en su trabajo ofensivo, especialmente en la última semana.

Ríos está viviendo su mejor momento dentro del terreo de juego en más de un año. Sí, el jardinero derecho de los Medias Blancas no atravesó por una racha como la que está viviendo ahora en todo el 2011.

El puertorriqueño es el bateador de Chicago con la cadena de juegos con al menos un hit más larga en el 2012, es de 11 y se mantiene viva.

Ríos le ha estado dando bien a la bola, ha estado siendo oportuno y eso se ha visto en la ayuda que le ha brindado al equipo. Además se nota que está disfrutando de este buen momento, su lenguaje corporal y su actitud emanan confianza, seguridad.

El jardinero es el sexto mejor bateador de la Liga Americana, con promedio de .360. Es la primera vez desde el tres de agosto del 2010, que coloca su average por encima de .300.

Ríos además tiene dos encuentros seguidos conectando al menos tres incogibles, primera vez que lo logra desde el 2008, cuando aún pertenecía a los Azulejos de Toronto.

Dunn poco a poco ha ido retomando su nivel, trayendo al home plate a todos los compañeros que se ha estado encontrando en las almohadillas. También le han comenzado a salir los cuadrangulares.

Este es, sin duda, el Adam Dunn que se esperaba el año pasado, en el que registró su peor campaña en las mayores. Es este el Adam Dunn que se quería ver para esta campaña y que hasta el momento ha cumplido con el compromiso.

Es Dunn el quinto mejor impulsador de la campaña, con 14; es séptimo en dobles, con seis, noveno en jonrones, con cuatro, y tercero en extrabases, con diez. Ah, también es líder en ponches, por eso al igual que los cuadrangulares, las carreras impulsadas y las bases por bolas han sido parte de su juego durante su carrera.

El Gigantón de los Medias Blancas no llegó a alcanzar todos esos registros en el 2011, sino hasta el juego 31. En este 2012 lo ha hecho en apenas 15 partidos.

Lo ideal sería que todos estos hombres mantuvieran su nivel, sin alteraciones durante toda la temporada, pero eso no será así, lo importante es que puedan ser consistentes en su producción y que la confianza que han ganado con este buen inicio la conserven a lo largo de los 145 juegos que aún faltan.

¡Enhorabuena Philip!

Chicago.- Los Juegos Perfectos siempre están rodeados de un aura especial y el que lanzó hoy Philip Humber no fue la excepción.

El lanzador de los Medias Blancas de Chicago, quien esta tarde puso a vibrar a todo el equipo y a toda la afición, que lo acompañó durante el recorrido de las nueve entradas y los 27 outs que realizó de forma perfecta ante la ofensiva de los Marineros de Seattle, estuvo sencillamente bendito en su actuación.

Humber llegó al encuentro de esta tarde con un matchup en teoría favorable para él, al enfrentar a una ofensiva con innumerables deficiencias, pero que en ella cuenta con uno de los bateadores que más contacto hace con la bola en el beisbol y que en diez de sus once campañas en las mayores ha dado más de 200 hits, sin contar que ha sido el hombre que más inatrapables ha dado en las mayores desde su debut en el 2001; obviamente estamos hablando de Ichiro Suzuki.

Todo eso, sin embargo, no importó, porque Humber siempre apacible, calmado, callado, enfocado en el plan de juego que tenía para enfrentar a los Marineros fue dominando uno a uno a los bateadores que se paraban frente a él en el home play.

El derecho tuvo control de la escena en todo momento, trabajando en un ritmo cómodo, rápido y engañando de forma constante a sus oponentes, especialmente con su curva, que fue con el envío que generó la mayoría de los 13 batazos por el aire que le conectó la ofensiva de Seattle.

A medida que iba tejiendo el manto dorado con el que se cubrió de gloria luego de su gesta, Humber, al igual que todos sus compañeros y todos los asistentes en el Safeco Field, así como todas las personas que estábamos describiendo y comentado el juego, fue notando lo mágico y significativo del trabajo que estaba realizando. Fue por ello que en el sexto inning, cuando Munenori Kawasaki, le tocó la bola de frente a él, sonrió y movió la cabeza como preguntándose ¿Y qué están haciendo? ¿Así quieren dañar mi trabajo?

Luego de cada inning que retiraba, el abridor de los Medias Blancas, de 29 años de edad y nativo de Texas, se sentaba en el mismo lugar, en el medio del dugout, al lado izquierdo de los termos anaranjados de Gatorade, que realmente tienen agua. Durante las primeras ocho entradas siempre tuvo a su lado a compañeros, entre ellos al venezolano Eduardo Escobar, al dominicano Alejandro De Aza y a los cubanos Alexei Ramírez y Dayán Viciedo. Ellos, sin embargo, poco se comunicaron con él, incluso antes de comenzar a sentir el aura especial de lo que se estaba viviendo.

Tras retirar la octava entrada y colocarse a solo tres outs de algo que en la historia de Grandes Ligas solo habían logrado 20 hombres, dos de ellos con el uniforme de los Medias Blancas (Charles Robertson, el 30 de abril de 1922, ante Detroit, y Mark Buehrle, el 23 de julio de 2009, frente a los Rays de Tampa Bay), Humber volvió a sentarse en el mismo sitio, pero esta vez sin nadie al lado, nadie quería acercársele ni interferir en la joya que estaba puliendo y que ya estaba a punto de terminar.

Hubo quienes se desesperaron cuando vieron que la ofensiva de Chicago extendió la parte alta de la novena entrada, en la que hicieron una carrera, luego de haber estado en cero desde el segundo inning, y de haber sido retirada en fila y sin alteraciones desde el cuarto y hasta ese último acto.

“Vamos no lo vayan a sacar de ritmo ahora”, se llegó a escuchar en la caseta radial, donde estábamos transmitiendo la entrada al libro histórico de récords y hazañas de las Grandes Ligas de Philip Humber.

Pero nada de eso pasó, porque cuando le tocó el turno, Humber salió a la lomita del Safeco Field para completar su faena, que acabó de una de las formas más extrañas de las que se ha sellado un Juego Perfecto, con un ponche a Bredan Ryan, pero que se completó con un disparo a la inicial de A.J. Pierzynski, quien perdió momentáneamente el pitcheo en curva de le hizo el hombre de la tarde y quien desesperadamente le gritaba que lanzara a la inicial.

Lo demás fue fiesta, celebración y gloria, porque Philip Humber dejó su nombre escrito en la cofradía histórica de los ahora 21 pitchers que han lanzado un Juego Perfecto en Grandes Ligas.

Hoy amigos, fanáticos y seguidores de los Medias Blancas se debe celebrar.

¡Enhorabuena Philip!

 Datos

-       Philip Humber sacó 13 outs con batazos por al aire, nueve con ponches y cinco con conexiones por el piso.

-       Cuatro jugadores latinos participaron y contribuyeron en el logro de Phil Humber, ellos fueron: Alex Ríos, quien en el cuarto inning capturó el batazo más difícil y duro que le dieron al abridor, fue una conexión en línea hacia el jardín derecho; tuvo que correr hacia atrás y hacia su derecha para atrapar la bola en la carrera. Dayán Viciedo realizó cuatro outs en el jardín izquierdo. Alejandro De Aza impulsó una carrera y realizó un out en el centerfield. Alexei Ramírez elaboró tres outs en la defensa del campocorto.

-       Alexei Ramírez fue el único latino que estuvo en el Juego Perfecto de Mark Buehrle y que participó en este de Philip Humber.

- Los Medias Blancas de Chicago igualaron a los Yanquis de Nueva York como los únicos equipos en la historia de Grandes Ligas con tres juegos perfectos.

Arranca votación para el Juego de Estrellas

Chicago.- Hoy Major League Baseball dio a conocer los jugadores estarán en las boletas de votación para el Juego de Estrellas de este año, que será en la ciudad de Kansas City, el 10 de julio.

Entre los peloteros de los Medias Blancas de Chicago y por los que ustedes podrán votar están Paul Konerko, quien ha representado al equipo en los dos últimos años en al Clásico de Mitad de campaña; A.J. Pierzynski, quien ha sido uno de los mejores bateadores de la Liga Americana en este inicio de campaña; Alejandro De Aza, Alexei Ramírez, Dayán Viciedo, Adam Dunn, Brent Morel, Alex Ríos y Gordon Beckham.

La forma da darle su apoyo a cada uno de ellos para verlos en el Juego de Estrellas es fácil, lo puede hacer ingresando en el siguiente link: http://atmlb.com/IFc7s2.

Podrán votar hasta en 25 ocasiones por cada cuenta de correo que tengan registrada en el sistema.

También podrán hacer su votación manual asistiendo a los estadios y llenando las boletas de votación que estarán a sus disposición, en módulos identificados con el logo del Juego de Estrellas. Luego de hacer sus selecciones pueden depositar su voto en los mismo buzones que están en estos stands.

¡Vamos! Hay que darle nuestro apoyo a los jugadores para que representen al equipo en el Clásico de Mitad de temporada.

No hay que preocuparse

Chicago.- El que los Medias Blancas tengan en estos momentos una cadena de tres derrotas no debe ser factor de mayor preocupación, más allá de que cuando se pierde siempre se comienza a ver para los lados a ver qué es lo que está pasando.

Es cierto que los tres reveses del conjunto de Robin Ventura acabaron con ese arranque, en buena parte sorpresivo, del equipo, pero hay que estar conscientes de que en cualquier momento las derrotas iban a comenzar a llegar. Sin embargo, la forma en la que han ocurrido los descalabros de los Medias Blancas, especialmente los dos últimos, han sido en encuentros en los que el conjunto llegó a la última entrada con oportunidad de ganar, batallando y eso tiene su valor.

En el 2011 este equipo a inicios de temporada perdió prácticamente toda su opción de avanzar a la postemporada y de tener una campaña positiva, al finalizar el primer mes con récord de 11-18. En esta campaña ese no pareciera ser el caso, en primer momento porque el equipo ha mostrado otra actitud, más combatida, de lucha, en la que no se baja la cabeza pese a comenzar perdiendo un encuentro.

Esa situación en específica genera un ambiente lleno de energía, optimismo y hasta asombro. El propio capitán de este equipo, Paul Konerko, dijo en estos días que para él ha sido un factor de motivación ese buen ánimo que se vive y respira en la novena durante los 27 outs del encuentro y, ojo, eso lo dijo Paulie luego de una derrota, de la primera ante los Orioles de Baltimore.

Es por eso que no hay que preocuparse mucho por esta cadena, que se intentará detener este noche cuando se enfrente por tercera vez consecutiva a los Orioles; además en una temporada tan larga como esta, momentos así siempre se presentan y no solo a los Medias Blancas sino a todos los equipos. Lo importante es sortearlos rápidamente y continuar hacia adelante con un buen ánimo y confianza, así como lo están haciendo los muchachos de Robin, que llegan a la jornada de hoy con récord nivelado de cinco victorias y cinco derrotas.

 Datos del día

-       Gordon Beckham ha fallado en 13 turnos de forma consecutiva, seis de ellos por la vía del ponche y los otros siete con elevados. El manager Robin Ventura asegura que todavía no es momento para preocuparse y que el segunda base ha estado trabajando en hacer los ajustes en su ofensiva.

-       Dayán Viciedo recibirá descanso hoy, ya que el manager quiere darle tiempo de acción a Kosuke Fukudome. Además el cubano no ha estado bien en los últimos encuentros, especialmente cuando le han tocado turnos con hombres en las bases y en posición anotadora. En esas situaciones tiene de 6-0 y de 4-0, respectivamente desde que el equipo llegó al U.S. Cellular Field, el pasado viernes.

-       A.J. Pierzynski es el bateador más caliente de los Medias Blancas, bateando para .526, con dos jonrones y nueve carreras remolcadas en los últimos siete días.

Los Medias Blancas llegan a ustedes con las transmisiones en español

Chicago.- Amigos muchos de ustedes nos han escrito pidiéndonos información de por dónde pueden oír los juegos, en español, de los Medias Blancas de Chicago, por ello este post estará dedicado a informarles las vías por las cuales nos pueden escucharnos.

Desde esta temporada las transmisiones de todos y cada uno de los juegos del equipo serán transmitidas por la emisora Espn Deportes Chicago 97.5 FM, en las voces del reconocido narrador, Héctor Molina, y de este servidor, Billy Russo, quien está y estará como comentarista.

Los que se encuentran dentro de Chicago pueden seguir los 162 encuentros de los Medias Blancas, o los restantes 153 a través del dial 97.5 FM, en el resto de Estados Unidos lo pueden hacer por medio de la página web http://www.espndeporteschicago.com/main.html. En ella encontrarán el link para escuchar todas las transmisiones.

Otra opción y esta si es universal, sin ningún tipo de restricciones, es afiliarse a MLB Game Day Audio, un servicio que ofrece la página web oficial de las Grandes Ligas, a la que pueden acceder a través de la siguiente dirección http://mlb.mlb.com/mlb/subscriptions/index.jsp?content=gameday_audio&affiliateId=MEDIAGUIDE.

Una vez se afilien al Game Day Audio de MLB –tiene un costo de 19.99 dólares-, pueden ingresar al ícono de los juegos de los Medias Blancas y buscar en las preferencias de la página que se les abrirá la opción de audio (el link dice listen) y al hacer click ahí se les desprenderá una pestaña con las diferentes alternativas para escuchar el juego, para oírlo en español deben selecionar la que aparece con el siguiente símbolo (ES).

Así de fácil pueden seguir todos los encuentros de la novena del Sur de Chicago, que comenzó la temporada de buena forma, lo que ha creado aumentado el buen ambiente dentro del equipo y en cada uno de los peloteros.

Los invitamos a que compartan con nosotros esta campaña, al lado de los Medias Blancas.

Se crea un sentir optimista

Chicago.- Importante el logro alcanzado por los Medias Blancas durante el pasado fin de semana, en el que vencieron en dos de los tres juegos de la serie a los Tigres de Detroit.

No es cualquier cosa derrotar a los Tigres, el supuesto equipo fuerte de la División Central de la Liga Americana, y menos aún el haberles arrebatado el liderado por al menos un día.

El haber salido airosos de esa serie, que se disputó en el U.S. Cellular Field, refuerza la confianza en este equipo y en lo que puede hacer esta campaña, que desde mucho antes del spring training ha sido señalada de renovación.

Sin embargo, el estar en ese proceso de renovación, con Robin Ventura al frente, no quiere decir que no se sea capaz de competir y luchar por ganar y hacer de esta una campaña exitosa.

En estos momentos y luego de haber demostrado ante los campeones de la Liga Americana en el 2011, los Rangers de Texas, así como frente a los Indios de Cleveland y los propios Tigres que se puede jugar buena pelota y ser contendor, los jugadores de los Medias Blancas tienen la confianza y la sensación de que este año se pueden obtener muchas cosas buenas. Eso, sin duda, es lo que genera este buen inicio de temporada, en el que hasta el momento se tiene marca de 5-3.

Escúchenlo de la propia voz de Alexei Ramírez, quien nos dijo el importante nivel de optimismo que se afianza cada día más en el equipo con su buen desempeño en el terreno de juego.

“El equipo siempre ha estado con buen ánimo. Desde Arizona nos dijeron que jugáramos fuerte, que las cosas iban a ir saliendo bien, y eso es lo que hemos estado haciendo. Fue muy bueno haberle ganado a un equipo como Detroit. Eso nos da más ánimo, nos fortalece más y nos da esa esperanza de que sí se puede. En el papel son nombres, pero en el terreno somos iguales y el que juegue mejor es el que cada. Este equipo lo tiene todo para ganar, somos jóvenes y jugamos con mucha pasión”, dijo Ramírez.

Y es que repetimos no es cosa cualquiera comenzar la campaña de forma positiva, menos cuando se ha enfrentado a dos de los equipos que están considerados como de los más fuertes en la liga.

Recuerden que siempre es importante comenzar el maratón que es la temporada de Grandes Ligas, con fuerza, confianza y optimismos, todos aspectos que se logran con victorias en el terreno de juego, y eso es lo que han hecho los Medias Blancas, que desde luego aún tienen cosas que corregir y mejorar. Pero eso siempre es más fácil hacerlo en un ambiente ganador.

Tips

-       En el 2011 los Medias Blancas tuvieron récord de cinco victorias y 13 derrotas ante los Tigres de Detroit. Esta campaña iniciaron ganando la primera serie y tienen ventaja de 2-1.

-       En cinco encuentro ante rivales de su división, la central de la Liga Americana, se tiene récord de 4-1. En el 2011 la marca fue de 32-40.

-       Will Ohman ha tenido problemas para ser dominante en sus últimas presentaciones, en estos momentos tiene efectividad de 15.43, producto de cuatro carreras en dos entradas y un tercio.

-       El conjunto comienza hoy una serie de cuatro encuentros en el U.S. Cellular Field ante los Orioles de Baltimore.

Se cumplió en la apertura en casa

Chicago.- Respondieron. Los Medias Blancas respondieron hoy al compromiso de inaugurar la temporada en su casa, el U.S. Cellular Field, con una victoria, que no fue cualquier victoria, fue una ante los Tigres de Detroit.

Los muchachos que comanda Robin Ventura, se contagiaron del ambiente en el estadio, del apoyo de su afición y de ese buen momento que vienen registrando desde el primer día de la campaña.

Desde la mañana la atmósfera en el parque era de alegría, de fiesta, por ello se le veía a los jugadores contentos y al propio manager, Ventura, sonriendo a cada momento durante la rueda de prensa, en la que estuvieron 32 periodistas.

Todo ese buen ambiente, en el que incluso hubo conversaciones amenas entre Robin y Jim Leyland, el manager de los Tigres, se desenvolvieron los Medias Blancas, sin importar que el rival que tenían al frente para abrir la temporada en su casa era ese temible equipo supuesto a liderar la división y que el año pasado nos hizo añicos.

Jake Peavy se montó en la lomita y se comportó como un as, como el que se espera que sea esta campaña, no se intimidó ante sus rivales ni se desconcentró ante la viveza de éstos, principalmente de Miguel Cabrera, quien en el primer inning y luego de que el derecho ponchó a los dos primeros bateadores, mandó a revisar la caja de bateo, que no estaba alineada con el home plate.

Esa situación, sin embargo, no afectó a Peavy, quien retiró a los primeros diez rivales que enfrentó, lo que le puso más sabor al ambiente de fiesta en el U.S. Cellular Field.

Pero fue Dayán Viciedo quien le puso la pimienta al juego, el punto de sazón exacto para terminar el día con la celebración que se debía.
El cubano bateó el jonrón que abrió el marcador y luego hizo la atrapada que preservó la victoria y que quedó grabada en la memoria de todos. Si esa atrapada de cabeza en el jardín izquierdo, en el séptimo inning era por la que se celebraba y por la que los aficionados le daban gracias a Dayán.

Y es que esa es la manera para comenzar una temporada en casa, con entrega y buen beisbol. Esos mismos ingredientes que mostraron hoy los Medias Blancas, que ya tienen tres victorias consecutivas y cuatro en seis juegos.
Los muchachos de Robin cumplieron.

Una buena primera impresión

Chicago.- Mucho antes de comenzar la temporada, cuando se supo que los Medias Blancas iban a iniciar su andar en la campaña de 2012 con dos series fuera de casa, ante los Rangers de Texas y los Indios de Cleveland, el primer pensamiento fue que sería duro llegar a casa con récord positivo. El escenario más favorable era llegar el 13 de abril al U.S. Celullar Field con marca de .500.

Sin embargo, Robin Ventura y sus muchachos echaron por tierra todo eso y para bien del equipo y satisfacción de todos, el próximo viernes el equipo abrirá fuego en “The Cell” con récord de tres victorias y dos derrotas, luego de haber barrido a los Indios en los dos encuentros que disputaron en el Progressive Field.

Ante el conjunto de Cleveland, los Medias Blancas demostraron la fuerza y las armas que tiene para competir en esta campaña, en la que apuestan a hacerle frente de igual a igual a los Tigres de Detroit, en la División Central de la Liga Americana.

Contra los Indios hubo buen pitcheo, de igual forma en la que lo hubo ante los Rangers, pero además hubo una sólida y oportuna producción ofensiva, que es, sin duda, la gran incógnita del equipo para esta campaña.

Chris Sale, en el primer juego de la serie ante los Indios, registró la mejor actuación para un abridor del equipo en lo que va de campaña. Mientras que la ofensiva, en el segundo encuentro, estuvo realmente oportuna, al conectar de 9-6, con hombres en posición anotadora, lo que le dio un importante apoyo a John Danks, quien no estuvo en su mejor día.

En el engranaje que se vio de los Medias Blancas en Cleveland genera optimismo, porque demuestra que el buen juego y la buena sensación que se percibió de la actuación del equipo ante los Rangers, en los tres primeros juegos de la campaña, no fueron casualidad. Además eleva la confianza para hacerle frente a los Tigres el viernes en el U.S. Cellular Field, en donde se espera el respaldo de toda la afición para enfrentar y salir airosos ante los favoritos de la división.

¡Gustan los Medias Blancas en esta primera semana!

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.