agosto 2011

Dulce amanecer

Chicago.- Ozzie Guillén tuvo razón cuando dijo anoche que luego de esa victoria, 8-7, de los Medias Blancas de Chicago ante los Indios de Cleveland el de hoy sería un mejor amanecer. Quizás le faltó completar: un mejor amanecer del que se hubiera tenido de haber perdido.

Esta mañana, pese al buen ánimo de haber ganado ese duro y largo encuentro frente a los Indios, el cuerpo aún se siente cansado y en el rostro de los peloteros todavía hay signos del desvelo. Sin embargo, todo eso sabe a dulce, porque se ganó y se le ganó a un rival directo en la División Central de la Liga Americana.

Todavía recuerdo cuando hace un mes y medio, bajo la misma situación, pero con resultado diferente, luego de haber perdido en 14 entradas ante los Nacionales de Washington, el amanecer fue amargo, difícil, porque tras un juego peleado, con un sinfín de opciones para ganarlo, se falló en el objetivo final.

Pero lo que se logró ayer ya está en el pasado, ahora hay que continuar hacia adelante, olvidando lo que pasó anoche y enfrentando el reto que se le presentará hoy a los Medias Blancas, en el segundo juego de la serie de tres ante los Indios, en el U.S. Cellular Field, donde los ChiSox han obtenido tres triunfos en sus últimos cuatro encuentros.

El de hoy es un partido en el que los Medias Blancas estarán limitados en su bullpen, luego de las largas actuaciones de Chris Sale, Jesse Crain y Matt Thornton ayer; además Tyler Flowers, quien viene actuando como titular de la receptoría y ha estado con la ofensiva caliente, estará de descanso luego de haber estado detrás del home las 14 inning del juego de anoche. Esta será la oportunidad para que Donny Lucy haga su estreno en la temporada con los Medias Blancas.

Lucy fue ascendido a Grandes Ligas ayer, tras saberse la fractura en la muñeca derecha de A.J. Pierzynski.

Las limitaciones que presentan hoy los Medias Blancas en su nómina son un hándicap, pero éste puede ser compensado por el alto ánimo y el buen momento por el que está atravesando el equipo, que además le ha jugado de forma sobresaliente a los Indios durante toda la temporada, de allí que su récord frente a Cleveland sea de siete victorias y una derrota.

Los ChiSox ahorraron energías para el encuentro de esta noche, al suspender la actividad que tenían algunos de sus peloteros a un hospital de la ciudad, para una obra social.

Esperemos que se mantenga el ritmo, la intensidad, el buen momento y llegue otro resultado positivo para seguir mejorando el récord, que hoy amaneció en 61 victorias y 60 derrotas, positivo por primera vez desde el 15 de abril, y el avance en la División Central de la Liga Americana.

Hoy es un día para continuar en ese camino, pues los ChiSox se enfrentarán a Fausto Carmona, un pitcher ante el cual han podido batear en el pasado, especialmente Adam Dunn, quien vuelve a estar en el line up titular.

Como dijo el manager, Ozzie Guillén: “En la situación en la que estamos ahorita todos los juegos son grandes, más si son contra los rivales de nuestra división. Por eso nuestro objetivo es ir un juego a la vez, si eso al final nos ayuda a lograr una barrida, la disfrutaremos”.

Información en cápsula:

-       El manager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén, vistió hoy una franela estampada con una de las pinturas de Omar Vizquel. “No sé lo que es esto o lo que significa, pero si es para una obra benéfica está bien”, dijo el estratega.

-       Luego de la rueda de prensa previa al encuentro de hoy frente a los Indios de Cleveland, Guillén estuvo bromeando con los periodistas japoneses acerca de algunos jugadores y su manejo del lenguaje, en inglés.

-       Acerca de las razones por las que cambió de parecer y abrió una cuenta de twitter, Omar Vizquel dijo: “Ya le gente me tenía loco con que lo abriera y me uniera a la tecnología, entonces lo hice. La verdad es que me ha gustado un poco, pero me parece limitado”. La cuenta del jugador venezolano es: @VizquelOmar13

-       Luego de la práctica de bateo, Paul Konerko, tomó su guitarra en el clubhouse de los Medias Blancas y comenzó a tocar algunas notas.

Post-game

-       El abridor de los Medias Blancas de Chicago, Mark Buehrle, vio cortada hoy su cadena de 18 aperturas sin permitir más de tres carreras. El zurdo permitió cuatro anotaciones ante los Indios de Cleveland.

-       Buehrle cargó con la derrota al equipo, al permitir 12 hits y cuatro carreras en siete entradas y un tercio de labor.

-       Acerca de la actuación del Buehrle el manager, Ozzie Guillén, dijo: “Pitcheó bien, le dieron muchos rollings y batazos por el piso como es su característica. Nos dio lo que necesitábamos y eso fue muy importante para nosotros, para nuestro bullpen, porque ayer todos nuestros relevistas habían trabaja mucho. Lo que Buehrle hizo hoy pudo haber salvado a nuestro staff de relevo para los próximos días”.

-       El estratega le dio el crédito del triunfo de los Indios de Cleveland a su abridor, Fausto Carmona. “En las veces que nos habíamos enfrentado con él en el pasado nos había ido bien, tomando ventaja de sus problemas de control, pero en esta oportunidad Carmona estuvo simplemente fenomenal, lanzó muchos strike, fue agresivo y dominó la zona. Nosotros no pudimos hacer nada”, dijo Guillén.

-       Tras la derrota los Medias Blancas quedaron con récord igualado de 61 juegos ganados y 61 perdidos. La diferencia con respecto a los líderes de la División Central de la Liga Americana, los Tigres de Detroit, se mantiene en tres juegos y medio, ya que ellos también perdieron su encuentro de hoy.

Una baja sensible

Chicago.- Dura noticia la recibida esta tarde por los Medias Blancas de Chicago, al saberse de la fractura en la muñeca derecha de A.J. Pierzynski, uno de los líderes del equipo y de los jugadores más productivos en la temporada.

Sin duda, los ChiSox quedan en una situación delicada, debilitados en la receptoría, posición en la que hace menos de un mes también perdieron al backup, Ramón Castro.

No resulta fácil quedarse sin Pierzynski en la recta final de la temporada, aunque solo sean por 15 días, que seguramente serán un poco más por todo el proceso de rehabilitación que tendrá que efectuar.

Pierzynski es un receptor que conoce perfectamente al staff de pitcheo de los Medias Blancas, el séptimo mejor de la Liga Americana, con efectividad de 3.79; su mayor habilidad detrás del home es guiar y llamar los juegos. Esto sin contar su aporte ofensivo, que esta temporada venía siendo de .296 de promedio al bate, con 23 dobles, un triple, seis jonrones y 39 carreras remolcadas.

Ahora esa responsabilidad de cubrir el vacío que deja la lesión de Pierzynski quedará en manos de dos catchers con menos de 50  juegos en Grandes Ligas, estamos hablando de Tyler Flowers y de Donny Lucy.

Flowers ha actuado en 26 encuentros en tres temporadas y será el encargado de defender la receptoría como titular del equipo, durante la ausencia de Pierzynski.

En los últimos días Flowers se ha visto bien con el bate y su defensa, en cuanto al cuidado de los corredores es aceptable.

“Él ha tenido buenos turnos y ha hecho un buen trabajo detrás del home. Esta será su gran oportunidad”, dijo Ozzie Guillén, el manager de los Medias Blancas durante la rueda de prensa previa al encuentro de hoy.

En lo que va de campaña, Flowers tiene promedio al bate de .300, con un jonrón, una carrera remolcada y dos anotadas. Esto en ocho juegos.

Su ofensiva siempre ha sido su carta de presentación en ligas menores, aquí en Grandes Ligas le ha costado mostrarse con consistencia en los pocos encuentros que ha tenido en su carrera, pero como escribimos anteriormente, en los últimos días se ha visto bien con el bate y ese puede ser un buen indicio.

Lucy, por su parte, solo ha actuado en 15 partidos en Grandes Ligas en dos temporadas. Esta será su primera incursión con los Medias Blancas en la temporada.

Es conocido por su buena defensa y por una baja producción con el madero, pero siendo el backup de Flowers la ofensiva en sus juegos no debería ser un factor muy importante, aunque claro que cualquier aporte que pueda dar en ese aspecto sería valioso para los ChiSox.

Esa es la situación de los Medias Blancas con su receptoría, Flowers y Lucy son los soldados con los que se irá a la guerra por ganar el pase a la postemporada, quizás sea una desventaja, pero también es una oportunidad para ver el potencial de estos jugadores y para que ellos salgan a comerse el campo en este gran chance que se les ha abierto.

“Hay que confiar en ellos, en que salgan a jugar, a disfrutar del juego y a hacer su trabajo”, dijo Guillén.

Recuerden que los Medias Blancas no están en situación financiera para salir a buscar receptores de peso en el mercado, y que además ahorita toda transacción se debe hacerse por la vía del waivers, lo que hace un poco más complicado el conseguir al careta que se quiera.

Habrá que confiar y esperar a ver qué pasa. Lo importantes es que todavía se puede luchar por el banderín. 

Información en cápsula:

-       El manager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén, dijo durante la rueda de prensa previa al juego que había sentido buen feeling haciendo la alineación de hoy, pese a la ausencia de A.J. Pierzynski. “Vamos a ver cómo nos va”, expresó.

-       Los ChiSox inician hoy una serie de tres encuentros ante los Indios de Cleveland, quienes ocupan la segunda posición de la tabla de posiciones en la División Central de la Liga Americana.

-       “Cada juego es grande para nosotros en estos momentos, por la situación en la que estamos. No podemos jugar pensando en barrer a nuestro rivales, sino mentalizados en ganar cada juego, si barremos bien, pero hay que ir un juego a la vez”, dijo Guillén.

-       Adam Dunn se unió hoy al equipo luego de estar ausente en los dos últimos días, debido a asuntos personales.

-       Esta tarde los jugadores de los Medias Blancas: Mark Buehrle, Chris Sale, Matt Thornton y Jake Peavy estuvieron participando en un torneo de video juegos en línea, en el U.S. Cellular Field.

Post-juego:

-       Por primera vez desde el 15 de abril, los Medias Blancas están por encima de .500 en su récord. En estos momentos su marca es de 61 victorias y 60 derrotas, con lo que se mantienen a tres juegos y medio de los líderes de la División Central de la Liga Americana, los Tigres de Detroit, y a medio juego del segundo lugar en posesión de los Indios de Cleveland.

-       “Batallamos, luchamos y ganamos. Cuando se ganan estos tipos de juegos uno amanece mejor como equipo”, dijo el manager de los ChiSox, Ozzie Guillén, tras la victoria 8-7, en 14 entradas sobre los Indios.

-       “Para mí fue un juego muy estresante, pero divertido de ver”, agregó el estratega.

-       Los Medias Blancas lograron su primer juego de la temporada con cinco triples. La última vez que lograron algo así fue el 17 de septiembre de 1920 ante los Yanquis de Nueva York. El récord del equipo es de seis, y lo han hecho en tres ocasiones, la primera fue el nueve de septiembre de 1901 ante Boston.

-       Alejandro De Aza conectó dos de los cinco triples conseguidos por el equipo. Los otros tres fueron de Tyler Flowers, Alexei Ramírez y Alex Ríos.

-       “Este no es un equipo de triple, pero hoy se dieron. Los triples son una de las cosas más excitantes del beisbol”, expresó Guillén.

-       Paul Konerko llegó a 12 juegos consecutivos ligando al menos un hit.

-       Los Medias Blancas tienen 15 blown saves en la temporada, incluyendo el de hoy de Sergio Santos, quien llegó a cuatro en la campaña.

-       La victoria en el encuentro fue para el relevista, Jason Frasor, quien trabajó un inning, en el que ponchó a dos hombres y no permitió hits, ni concedió boletos.

-       El tercera base de los ChiSox, Brent Morel, consiguió por primera vez en su carrera en Grandes Ligas un juego con cuatro hits.

-       El récord de los Medias Blancas en extra innings es de: 6-10.

-       La ofensiva de los Medias Blancas dio 22 hits en el encuentro, esa es la mayor cantidad lograda esta temporada. La mayor cantidad antes del juego de hoy era de 18.


Paul Konerko, un capitán con honor, disposición y ejemplo

Chicago.- La temporada de Paul Konerko ha sido sorprendente, diga de admirar, no solo por lo que ha hecho a la ofensiva, aspecto en el cual ha destacado más que ningún otro jugador de los Medias Blancas de Chicago, sino por el esfuerzo, la entrega y el gran ejemplo que le ha dado a sus compañeros con su actitud y disposición.

Desde hace más de una semana el capitán de los ChiSox ha estado jugando prácticamente con una sola pierna, debido a los dolores que tiene entre su pantorrilla derecha y la rodilla, que fueron productos de un pelotazo que recibió el 31 de julio en juego contra los Medias Rojas de Boston.

Konerko solo ha estado apto para actuar como bateador designado, porque el correr y hasta el propio caminar le generan un fuerte malestar en la zona lastimada. Sin embargo, él le ha pedido al propio manager, Ozzie Guillén, que lo mantenga en acción, porque el equipo lo necesita y él no quiere abandonarlos en esta recta final de la campaña, cuando cada juego importa el doble.

Ante la exigencia, más que petición, de su mejor jugador, Guillén ha accedido y los resultados, favorables para el equipo, se han visto.

Desde que regresó a la acción, tras perderse tres encuentros luego del pelotazo que recibió, Konerko ha conectado de hit en todos los juegos –una cadena que ya va por 11-, de esos incogibles dos han sido jonrones y tres dobles, pese a las limitaciones para correr; además ha remolcado seis carreras.

Ante esa producción, que ha servido para que los ChiSox hayan ganado ocho de los últimos diez encuentros, no falta quienes pudieran pensar que ha sido fácil para Paulie ajustarse al rol de bateador designado y que su problemas en la pierna derecha no es tan grave.

Sin embargo, no ha sido así. El capitán de los Medias Blancas ha hecho un gran esfuerzo para no perder el timming de su swing como jugando como designado, así como tampoco dejar enfriar su cuerpo en el dugout entre los turnos, ya que si eso sucede el dolor cuando le toca correr es mayor. La forma de lograr esos objetivos ha sido bateando en el cage ante de que le toque consumir turno y realizando algunos ejercicios de estiramiento muscular.

Detrás de ese trabajo que realiza Konerko en medio de los encuentros hay un proceso de preparación aún más intenso y extenso, que comienza desde que llega al estadio, seis o siete horas antes del partido. Una vez en el clubhouse y luego de cambiarse, se va a la sala de terapias para trabajar con el trainer del equipo, quien lo pone a hacer una serie de ejercicios para mejorar la zona de la lesión en su pierna derecha, luego recibe masajes y después queda listo para la práctica y posteriormente para el encuentro, no sin antes volver a recibir tratamiento.

Así es que Paulie ha logrado mantenerse en acción, venciendo los problemas físicos y los dolores que estos le han aquejado. Así ha exhibido y honrado esa distinción de capitán dentro del equipo. Para él el manager, Ozzie Guillén, tuvo unas palabras.

“Él ha mostrado que se ha ganado todo lo que ha ganado por su trabajo, que nadie se lo ha regalado; que cuando hay que jugar con dolor, lo ha hecho. Eso ha sido una motivación para todos en este equipo y un gran ejemplo para los muchachos. Para mí es un gran honor dirigir a alguien como él”, dijo Guillén.

Se trabajó en equipo y se ganó

Chicago.- Los Medias Blancas de Chicago se recuperaron ante los Reales de Kansas City, luego de perder el primer juegos de la serie de a tres encuentros, y terminaron ganando los últimos dos para registrar su primera serie victoriosa en el U.S. Cellular Field desde la que disputaron frente a los Tigres de Detroit, entre el 25 y el 27 de julio.

Los ChiSox se apoyaron en buenas labores monticulares de Jake Peavy y John Danks para obtener los triunfos en los dos últimos juegos de esta contienda frente a los Reales y así igualar su récord en .500 por cuarta vez en la temporada, además lograron descontar un juego de diferencia con respecto al líder de la División Central de la Liga Americana, los Tigres.

Ahora los Medias Blancas están cuatro partidos de distancia de la novena de Detroit, con la que aún quedan están pendientes seis encuentros, tres de ellos en casa, en donde el equipo ha ganado 26 veces y ha perdido 33. Esto incluyendo el resultado del encuentro de hoy ante los Reales.

Lo visto por la novena que dirige Ozzie Guillén este fin de semana vuelve a aumentar el optimismo en relación a su nivel de juego y al mantenimiento de la pelea por avanzar a la postemporada, o por lo menos de luchar por ella hasta el final.

Primero que nada hubo buen pitcheo, encabezado, como ya lo dijimos por Peavy y Danks; segundo, la ofensiva dio los batazos oportunos en los momentos importantes, y tercero, la defensa se volvió a mostrar como uno de los puntos fuertes del equipo esta temporada.

Entre Peavy y Danks, quien hoy llegó al sexto inning lanzando juegos hits ni carreras, se combinaron para permitir seis carreras limpias en 12 entradas y dos tercios de labor, en las que también poncharon a 12 hombres. Sus labores fueron completadas por el staff de relevo del equipo, que en cinco innings y un tercio no aceptó anotaciones, solo toleró cuatro hits y ponchó a cinco bateadores.

En las dos victorias de los ChiSox la ofensiva ligó de forma combinada 22 hits, que sirvieron para fabricar 11 carreras, aunque de ellas, la que le dio el triunfo el sábado fue producto de una base por bola.

Los cuatro hits –dos en cada juego- que se dieron con hombres en posición sirvieron para aprovechar los momentos y las ventajas del pitcheo de Kansas City.

En la defensa se realizaron tres doble plays que le cortaron las alas a los Reales en los intentos de ataque que tuvieron, sin contar las destacadas jugadas individuales de Juan Pierre, en el jardín izquierdo; de Brent Morel, en la tercera base; y de Brent Lillibridge, en el primer cojín.

Lo de Lillibridge no sabemos cómo describirlo, porque de verdad su aporte defensivo y ofensivo ha sido de las cosas más valiosas que hemos visto en el equipo durante toda esta temporada.

El manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, así lo definió: “Lillibridge se ha convertido en el mejor jugador all around de la liga”.

Y es que Lillibridge ha lucido desempeñándose en los jardines, con jugadas de alta calidad, y también lo está haciendo ahora en la primera base, una posición en la que está actuando por primera vez, debido a la emergencia de la novena, tras la lesión de Paul Konerko. Sin contar lo que ha hecho a la ofensiva, en la que ya acumula diez jonrones y 21 carreras remolcadas.

También hay que reconocer lo hecho este fin de semana por Tyler Flowers, el backup de la receptoría del equipo, quien a raíz de la molestia en el muñeca derecha de A.J. Pierzynski inició el encuentro del sábado y del domingo. Entre ambos juegos bateó de 7-4, con jonrón, carrera anotada y remolcada; además de un buen trabajo detrás del home.

Así, funcionando bien en todos los aspectos del juego y con el aporte de todas las piezas, los Medias Blancas lograron ganarle la serie a los Reales de Kansas City y finalizar con récord de positivo (9-8) la cadena de 17 juegos sin descanso.

Ahora una pausa enfrentar a los Indios de Cleveland en una serie de tres juegos aquí, en el U.S. Cellular Field.

El destino se definirá en casa

Chicago.- Ya van siete las derrotas consecutivas de los Medias Blancas de Chicago en su estadio, el U.S. Cellular Field, y más allá de lo obvio, que han jugado por debajo del nivel de sus rivales, no parece haber una respuesta satisfactoria o complaciente para explicar el por qué de la situación.

El manager de los ChiSox, Ozzie Guillén, trató de encontrarle una respuesta a la incapacidad del equipo de ganar en condición de local, donde en la temporada tienen récord negativo de 24-33.

“La verdad es que no sé por qué no podemos jugar bien aquí y si lo podemos hacer cuando estamos en la carrera (de visitantes). Lo único que puedo pensar es que cuando estamos fuera de la ciudad los muchachos juegan más relajados y el ambiente se siente más tranquilo, debe ser porque cuando estamos aquí en Chicago se ponen mucha presión y quieren hacer más de lo que pueden, pero no sé”, dijo Guillén.

Los Medias Blancas necesitan revertir el curso que están registrando en el U.S. Cellular Field para optar a pelear por el banderín de la División Central de la Liga Americana con los Tigres de Detroit y los Indios de Cleveland, así mantengan el buen ritmo de victorias jugando de visitantes.

De los 44 encuentros que le restan al equipo, 25 serán en casa, de esos partidos necesitarán ganar más de la mitad de ellos, en primer lugar por razones matemáticas y en segundo porque 19 de esos choques serán ante los conjuntos de su misma llave.

“Estamos jugando ante los equipos de nuestra división y en la situación en la que estamos no podemos darnos el lujo de perder”, dijo Guillén.

La clave de los Medias Blancas para mantenerse con opción de pelear la división estará en lo que puedan hacer jugando en el U.S. Cellular Field, ya ellos han demostrado que pueden ganar aquí, recuerden que entre el 17 de mayo y al 26 de junio el equipo ganó 14 de 23 desafíos en casa, registrando así sus mejor momento en casa esta temporada.

Información en cápsula:

-       Para el juego de hoy ante los Reales de Kansas City, el manager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén, dejó fuera del line up a Adam Dunn, por tercer día seguido; a Alex Ríos, a Gordon Beckham y a A.J. Pierzynski, quien aún tiene molestia en su muñeca derecha, tras recibir un pelotazo ayer en ella.

-       Guillén no espera que Pierzynski regrese a la acción hasta el próximo martes, cuando el equipo comienza una serie de tres encuentros ante los Indios de Cleveland.

-       La alineación de los ChiSox será la siguiente: Juan Pierre LF, Omar Vizquel 2B, Paul Konerko DH, Carlos Quentin RF, Alexei Ramírez SS, Alejandro De Aza CF, Brent Morel 3B, Brent Lillibridge 1B, Tyler Flowers C.

-       Dunn estará fuera del equipo por algunos días debido a algunos asuntos personales, según indicó Guillén en la rueda de prensa previa al juego.

-       “A nosotros nos pagan para jugar mejor que sobre .500, por eso cuando ganamos esos seis juegos de visitante estaba contento y los disfruté, pero no estaba satisfecho, porque sé que este equipo puede dar más”, dijo Guillén.

Post-game:

-       Tyler Flowers conectó su primer jonrón en Grandes Ligas, lo hizo en el quinto inning ante el abridor de los Reales de Kansas City, Luke Hockevar.

-       Los Medias Blancas de Chicago detuvieron en siete la cadena de derrotas en el U.S. Cellular Field.

-       Los ChiSox volvieron a colocarse a un juego de nivelar su récord en la temporada. En este momento es de 59-60.


Con buen ritmo para una nueva permanencia en casa

Chicago.- Cumplieron con el objetivo, los Medias Blancas de Chicago ganaron seis de los siete partidos que disputaron en la última gira que los llevó por Minnesota y Baltimore. Así el equipo se mantiene cerca del líder de la División Central de la Liga Americana, los Tigres de Detroit.

Ahora la misión vuelve a ser la misma que la última vez que estuvieron en casa,  ganar y hacerse respetar ante sus aficionados.

Los ChiSox comienzan hoy una serie de tres encuentros ante los Reales de Kansas City, uno de los conjuntos que más complicaciones les ha dado esta temporada, al punto de registrar contra ellos tres victorias por cinco derrotas. Además ninguno de los ocho juegos que han sostenido esta campaña han terminado con un margen superior de tres carreras.

La ofensiva de los Medias Blancas ha estado produciendo en la última semana, razón por la cual lograron obtener esas seis victorias en los siete encuentros que jugaron fuera del U.S. Cellular Field. Ojalá y ese buen ritmo con el bate que se ha estado teniendo se mantenga ahora y así puedan descifrar hoy al zurdo, Bruce Chen, quien los ha dominado en las oportunidades en las que los ha enfrentado en este 2011.

Siempre comenzar una serie ganando es importante, más si se está atravesando por un momento y se está en una situación difícil como la de los Medias Blancas, que no pueden seguir desperdiciando chances ante los conjuntos de su división y que además tienen récord muy por debajo de 500, como es el caso de los Reales.

Lograr ese objetivo no le ha resultado fácil a los ChiSox, quienes esta temporada presentan marca negativa de 27-31, mientras que enfrentando a conjuntos con récord superior a 500 la foja de la novena es positiva (31-28). Quizás algo tenga que ver la intensidad, así lo ha expresado el propio manager, Ozzie Guillén, en el pasado.

El equipo debe revertir además la mala campaña que ha estado viviendo en el U.S. Cellular Field, en donde han ganado 24 y perdido 32 encuentros.

La única manera de hacer todo esto es ganando y para ganar deben mantener el buen nivel que han registrado en la última semana, en la que lograron vencer por barrida a los Mellizos de Minnesota, su gran némesis en la División Central.

Hasta el momento se han dado los pasos correctos, con ese buena producción ofensiva, producto en buena parte del encendido con el madero de Alex Ríos, quien ha podido sumar al aporte que también han venido dando Carlos Quentin y A.J. Pierzynski, sin dejar de lado a Paul Konerko, quien aún con dolor se ha mantenido ayudando al equipo.

También hay que resaltar el trabajo del staff de pitcheo de los Medias Blancas, que luego de ser castigado duramente por los Medias Rojas de Boston y los Yanquis de Nueva York se recompuso para seguir exhibiendo el buen nivel que ha mantenido durante toda la temporada y que ha evitado que el equipo caiga en una situaciones más comprometidas.

En esta oportunidad, en los tres juegos contra los Reales los encargados de encabezar el pitcheo serán Zack Stewart, Jake Peavy y John Danks. Con ellos tres se abrirá el fuego en el U.S. Cellular Field, en el inicio de la estadía de nueve encuentros de los ChiSox, que luego de Kansas City recibirán a los Indios de Cleveland y los Rangers de Texas.

La misión es ganar esas tres series y mantener el buen momento, que permita seguir acortando la distancia con el líder de la División Central de la Liga Americana, los Tigres de Detroit, con los que están pendiente seis juegos.

Información en cápsula:

-       El abridor de los Medias Blancas de Chicago, Zack Stewart, realizará su primera presentación con el equipo en el U.S. Cellular Field.

-       El récord de los ChISox de 24 victorias y 32 derrotas, jugando como local, es el peor de la Liga Americana.

-       Los Medias Blancas intentarán esta noche vencer a los Reales de Kansas City para poner su récord en .500 por cuarta vez en la temporada.

-       El cerrador del equipo, Sergio Santos, impuso una nueva marca en el beisbol de Grandes Ligas, al realizar 25 apariciones sin permitir carreras en condición de visitante, desde el inicio de la temporada. En ese lapso Santos acumula 26 entradas y dos tercios en blanco.

-       El manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén, dijo en la rueda de prensa previa al juego que: “Si nosotros bateamos como lo hemos estado haciendo en la carretera vamos a estar bien”.

-       En relación al enfrentamiento de hoy ante el pitcher zurdo de los Reales, Bruce Chen, Guillén comentó: “Hemos estado muy mal contra él, espero que eso cambie para este juego”. Ante el abridor de Kansas City en la temporada los ChiSox tienen promedio colectivo de .182.

-       El jardinero dominicano de los Medias Blancas, Alejandro De Aza, ha estado practicando en los dos últimos días en la primera base. “No sabemos si lo vamos a necesitar ahí en cualquier momento, ya que Paulie (Konerko) aún no puede jugar a la defensiva y Brent Lillibridge es quien está haciendo ese trabajo con Adam Dunn”, explicó Guillén.

Post-game:

-       Carlos Quentin fue golpeado por vez 23 en la temporada, con esa cifra empató la marca de la franquicia, junto a Minnie Miñoso.

-       A.J. Pierzynski salió del juego luego de ser golpeado en su muñeca derecha por un envío del lanzador de los Reales de Kansas City, Bruce Chen. Su condición será evaluada día a día. “Mañana lo veremos y sabremos si puede jugar o no. Hay que esperar a ver cómo él se siente y si puede tomar práctica de bateo”, dijo el manager de los Medias Blancas, Ozzie Guillén.

-       Esta temporada en 20 innings que la ofensiva de los Medias Blancas se ha enfrentado a Chen solamente le han podido conectar nueve hits y fabricar dos carreras.

-       “Estuvimos a un hit de hacer que las cosas funcionaran en este juego, pero no lo dimos. Alex Ríos había estado había venido haciendo un swing en los últimos juegos y hoy no pudo, así es esto”, dijo Guillén.

-       Los dos primeros turnos del juego que consumió Ríos fueron con tres hombres en las bases, en ambas ocasiones falló con elevado al jardín derecho para el último out del inning.

-       Los Medias Blancas solo dieron tres hits y dejaron a diez hombres en las almohadillas.

-       El utility de los ChiSox, Omar Vizquel, recibió el boleto 1.019 de su carrera en Grandes Ligas. Con esa base por bolas dejó atrás a Rod Carew y a Enos Slaughter, en el puesto 104 de todos los tiempos.

-       En la rueda de prensa post-juego, el manager Ozzie Guillén, dijo: “La ofensiva hizo algunas cosas mejor que la última vez en la que enfrentamos a Chen, pero él siguió haciendo un buen trabajo. Por lo menos ahora no llegó al sexto inning con solo 60 pitcheos como pasó la vez anterior”.

-       En relación a la labor que efectuó el pitcher abridor del equipo, Zack Stewart, Guillén expresó: “Hizo un buen trabajo, muy sólido, se metió en problemas pero también salió de ellos. Lanzó muchos strikes y esa fue su clave”. Stewart lanzó seis innings y un tercio, en los que aceptó siete hits y dos carreras; ponchó a tres y dio dos bases por bolas.

Wilson Álvarez, el primer latino en lanzar no hit no run con ChiSox

Chicago.- Hace 21 años, en la ciudad de Baltimore, donde hoy los Medias Blancas de Chicago jugarán el cuarto y último encuentro de la serie ante los Orioles, el lanzador venezolano, Wilson Álvarez, se convirtió en el primer pitcher latino en la historia de los ChiSox en lograr un no hit no run.

La hazaña se produjo en el debut de Álvarez con el equipo, luego de que éste lo contrató tras haber estado con los Rangers de Texas, organización con la cual se había estrenado en las mayores en 1989.

Ese fue el no hit no run número 15 en la historia de la franquicia, que en total tiene 17, con los dos –uno de ellos perfecto- que ha lanzado Mark Buehrle, quien como Álvarez es zurdo.

En ese no hitter el venezolano se dejó guiar por el receptor, Ron Karkovice, quien le aconsejó cuidarse de Cal Ripken Jr. y Dwight Evans, los dos mejores bateadores de los Orioles en esa época.

Álvarez también contó con el respaldo de su defensiva, en la que estaban el hoy manager de los Medias Blancas, Oswaldo Guillén, cubriendo el campocorto y el actual coach de banca, Joey Cora, en la segunda base.

“Ese fue un juego muy emocionante, por el no hit no run, pero creo que Wilson no sabía nada de lo que estaba pasando, incluso creo que después que terminó el juego y que salimos del estadio fue que él supo lo que hizo, porque de verdad después del último out él ni se emocionó”, describió Guillén.

En ese encuentro, Álvarez enfrentó a 32 bateadores, de ellos ponchó a siete y le dio base por bolas a cinco; realizó 128 pitcheos, 75 de ellos en strike. Le conectaron 20 batazos que se distribuyeron en tres rollings, cuatro líneas y 13 flies.

Una de las conexiones que le dieron fue de Chris Hoiles, en el octavo inning. Ese fue el batazo más contundente y complicado que le dieron en todo el juego, pero una gran jugada defensiva del jardinero central, Lance Johnson, lanzándose, evitó que la bola cayera de hit. Luego de eso la gesta se completó sin problemas y Álvarez ingresó al libro de récords de los Medias Blancas.

Con la organización de Chicago el lanzador venezolano se desempeño durante siete temporadas, en las que acumuló récord ganador de 67 triunfos y 50 derrotas, su efectividad fue de 3.76 en ese lapso.

Álvarez se mantiene como uno de los pitchers, en la historia de los ChiSox, que más innings consecutivos sin permitir carreras ha logrado, con 31.

Ozzie mueve su line up

Chicago.- El manager de los Medias Blancas de Chicago, Ozzie Guillén, es de esos estrategas a los que no les gusta cambiar su line up cuando el equipo está ganando, y ¿para qué hacerlo, si los resultados están saliendo de forma positiva?

“Line up ganador no se cambia”, reitera Guillén, quien esta temporada ha realizado 83 alineaciones diferentes, tratando de encontrar el punto de encendido y producción de su ofensiva.

Hoy, sin embargo, los Medias Blancas presentan un line up distinto al de los últimos cinco días, en los que han obtenido cinco victorias en fila, la mayor cantidad en lo que va de campaña para la novena.

La razón de las modificaciones que hoy hace Guillén en la tarjeta de presentación del equipo se debe a varios factores:

-       Alexei Ramírez ha visto acción como titular en los recientes 16 juegos, 12 de ellos en días consecutivos, por lo que requiere descanso; además solo ha conectado un hit en los últimos 15 turnos al bate.

-       A Omar Vizquel, el utility del equipo, hay que darle tiempo de acción, ya que no juega al campo –lo hizo el domingo, pero como bateador emergente y en el puesto del bateador designado- desde el tres de agosto. Hoy estará defendiendo el shortstop en lugar de Ramírez. Para él este será el inicio 2.600 de su carrera en Grandes Ligas, en el campocorto, y el número siete de este año.

-       Ante la presencia de un lanzador derecho, como Tommy Hunter, Guillén quiere darle oportunidad de jugar al bateador zurdo, Adam Dunn, quien no era alineado desde hace dos días, cuando conectó un hit en cuatro turnos.

Por estas razones es que esta noche los Medias Blancas presentan una alineación distinta a las que había mostrado en los últimos cinco días. El fin de estos es mantener el buen nivel del equipo, alargar la cadena de triunfos, buscando los mejores enfrentamientos más favorables para los jugadores que se pongan en acción.

A veces resulta fácil criticar la configuración de un line up, pero por lo general hay razones para sustentar esos movimientos que realizan los managers, porque recuerden que son ellos los que están adentro del equipo y los que conocen mejor que nadie la condición y disposición de los jugadores.

“Siempre hago el mejor line up posible, pensando en que ese es el que nos va ayudar a ganar cada día”, dijo Ozzie Guillén. 

Informaciones en cápsula:

-       Los Medias Blancas registran el tercer mejor récord (33-26) de la temporada, en la Liga Americana, jugando en condición de visitante. Solamente los Medias Rojas de Boston (35-21) y los Yanquis de Nueva York (32-22) los superan.

-       El conjunto que dirige Ozzie Guillén ha ganado los últimos siete encuentros que ha disputado fuera del U.S. Cellular Field de Chicago.

-       Desde el siete de mayo los ChiSox poseen la cuarta mejor marca (46-36) del joven circuito, en su división solamente los Tigres de Detroit los igualan.

-       El staff de lanzadores de la novena es el cuarto mejor de la liga, con efectividad de 3.55, desde el siete de mayo.

-       Al receptor suplente de los Medias Blancas, Ramón Castro, le fueron retirados los puntos de sutura en el dedo índice de su mano derecha, que se fracturó el pasado nueve de julio. En los próximos días iniciará el proceso de rehabilitación. Aún se desconoce cuándo regresará a la acción.

-       Omar Vizquel está a un doble de pasar en la lista de todos los tiempos a Steve Finley, Joe Morgan y Bernie Williams, quienes están en el puesto 93.

-       Los Medias Blancas tienen marca positiva, de 25 juegos ganados y 23 perdidos, cuando Vizquel está en acción.

Alex Ríos reacciona en el momento importante

Chicago.- ¿Será que esta vez sí es definitivo? ¿Qué es real el despertar ofensivo de Alex Ríos? Confío en que así sea, de la misma forma que los Medias Blancas lo esperan.

El jardinero central de los ChiSox ha estado caliente con su bate en los tres últimos juegos, siendo una de las piezas claves en la cadena de triunfos que tiene el conjunto, que ya va por cuatro y que esta noche, ante los Orioles de Baltimore, buscarán extenderla a cinco y así lograr su seguidilla más larga en lo que va de temporada.

Ocupando el quinto y sexto lugar de la alineación que hace Ozzie Guillén, Ríos ha producido recientemente como se pensaba lo podía hacer desde el inicio de la campaña, cuando comenzó como el dueño del quinto lugar en el line de la novena del sur de Chicago.

El puertorriqueño ha conectado siete hits en 13 turnos al bate, en los pasados tres encuentros, para registrar promedio al bate de .538, lo que ha hecho ascender su average global en la temporada de .207 a .218; además ha disparado cuatro extra bases, que han estado repartidos en tres dobles y un jonrón. Ese total de batazos de más de una almohadilla ha sido superior que los dados por él mismo en todo el mes de julio (3) e iguala la cantidad lograda en junio (4).

Ríos también ha remolcado tres carreras, incluyendo la de la diferencia en el encuentro de ayer, y ha anotado en tres oportunidades.

Estos registros, obviamente, muestran que hay una reacción, que hay algo que ha comenzado a funcionar en la ofensiva de Ríos y que directamente está beneficiando al equipo, en la producción de carreras.

¿Y cómo logró Ríos ese despertar? Tranquilos que no fue por arte de magia, ha sido producto de un trabajo de evaluación diaria que él ha hecho junto a coach de bateo de los Medias Blancas, Greg Walker, quien en la última semana detalló que el puertorriqueño estaba colocando sus manos más arriba de lo normal, haciendo esto que su swing se cortara y su mecánica fallara.

Tras corregir ese defecto en su swing, Ríos ha tenido más contacto con la bola y los batazos han comenzado a salir y, más importante todavía, a caer fuera del alcance de los fildeadores. Recuerden que en el inicio de la temporada, el jardinero central de los ChiSox le estaba dando bien a la bola, se podría decir que mejor que cualquier otro bateador en la alineación de los Medias Blancas, pero lamentablemente todas sus conexiones iban de frente hacia la defensiva rival.

Los Medias Blancas necesitan de Ríos en esta recta final de la temporada, donde el equipo se lo juega todo, especialmente en esas series ante los conjuntos de su misma división, la Central de la Liga Americana, que está comandada hoy por los Tigres de Detroit, de quienes los ChiSox se encuentran a cinco juegos de diferencia, faltándose seis encuentros entre ellos.

Al funcionar el bate de Ríos -quien siempre estuvo la confianza y el apoyo del manager, Ozzie Guillén, ante la crítica de los aficionados, la prensa y hasta de algunos integrantes de los ChiSox- la ofensiva de los Medias Blancas será más profunda y productiva, además de dinámica, porque ya hemos visto al puertorriqueño correr, salir al robo de forma exitosa. Todo eso es lo que necesita el equipo.

Al ver jugando a Ríos en estos instantes se ve a un pelotero que está disfrutando del juego, del buen momento por el que está atravesando y de lo cómodo que se está sintiendo. Ojalá y eso se mantengan hasta el final de la temporada y sirva para impulsar al equipo hacia la postemporada. El caminó aún es largo y difícil, pero el material y el tiempo están ahí para lograrlo. 

Información en cápsula:

-       Los Medias Blancas tienen una cadena de seis juegos ganados en condición de visitante.

-       Juan Pierre tiene una seguidilla de nueve encuentros conectando al menos un hit. Además se ha embasado en 26 de los últimos 28 desafíos.

-       En lo que va de agosto los Medias Blancas han conectado 12 jonrones, la cantidad más alta para un equipo de la Liga Nacional. La cifra de cuadrangulares del equipo en este mes está a seis de superar los 18 de julio, la mejor cantidad desde el mismo mes pero de 1992, cuando dieron 17.

Omar Vizquel de la mano con sus seguidores

Chicago.- El utility venezolano de los Medias Blancas de Chicago, Omar Vizquel, respondió las preguntas que ustedes fanáticos, aficionados y seguidores de los ChiSox y de Medias Blancas con Orgullo nos hicieron a través de la cuenta de twitter: @russobilly.

Vizquel habló de las metas que ha cumplido en su carrera, cómo se ha mantenido durante más de 20 años en Grandes Ligas, la posibilidad de alcanzar los tres mil hits, sus condiciones defensivas, su aspiración de ser manager y coach luego de acabar su carrera como jugador.

De todos esos tópicos y conversamos con Omar Vizquel en el U.S. Cellular Field de Chicago, la casa de los Medias Blancas.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.