El día de Frank Thomas, “el Gran Dolor”

Chicago.- Hoy es el día de Frank Thomas, para muchos el mejor bateador en la historia de los Medias Blancas de Chicago y, sin duda, uno de los mejores en los últimos 20 años en Grandes Ligas.

Desde las diez de la mañana, cuando se encendió la pantalla gigante, en el center field del U.S. Cellular Field, las imágenes de “el Gran Dolor” -como fue bautizado Thomas durante su tiempo como jugador, por la contundencia de sus batazos-, fueron pasando y mostrando la gran carrera del 35 de los ChiSox.

Thomas es el líder en la historia del equipo en los departamentos ofensivos de carreras anotadas (1.327), dobles (447), jonrones (448), bases alcanzadas (3.949), bases por bolas (1.466) y carreras remolcadas (1.465). Esto en 16 temporadas con la organización.

Poco a poco fue impregnándose de Frank Thomas, de sus recuerdos y sus logros, la atmósfera en el estadio, antes del inicio del tercer encuentro de la serie entre los Medias Blancas y los Medias Rojas de Boston.

Incluso la primera pregunta en la rueda de prensa, previa al juego, del manager del equipo, Ozzie Guillén, fue acerca de su ex compañero y la mayor parte del tiempo de conversación se la llevó hablando de él.

“Él ha sido uno de los mejores bateadores que he visto en el beisbol. Un profesional en el bateo, que era capaz de darle duro a la bola hacia todos los lados del terreno”, dijo Guillén, quien jugó junto a Thomas durante ocho temporadas.

Al arribar al estadio Thomas compartió con los miembros del equipo, en el clubhouse, y hasta le dio algunos consejos Adam Dunn y a Alex Ríos, dos de los peloteros que han tenido más problemas ofensivos en la campaña.

“Les dije que tratarán de disfrutar más el juego, que tuvieron confianza en ellos, que es lo que quizás les está faltando ahorita. Los malos momentos siempre son difíciles, lo sé porque viví muchos en mi carrera, pero uno tiene que seguir jugando con confianza y siendo optimista”, dijo Thomas.

Una hora antes del partido, ya con los aficionados en las tribunas, aunque gran parte de ellos se aglomeraron en la terraza del jardín izquierdo donde una manta negra cubría y mantenía en secreto la figura del máximo honor que los Medias Blancas le rendirían este día.

Ya en compañía de su familia, de Ozzie Guillén, de Harold Baines y de Jerry Reinsdorf, dueño del equipo, Thomas develó su estatua, una escultura a tamaño real, en la que aparece él terminando su swing, con una sola mano.

“Esto es un gran honor. Es increíble, no sé cómo expresarlo”, dijo Thomas, quien le dio gracias a Reinsdorf por haberlo apoyado y darle la oportunidad de jugar en una organización como la de los Medias Blancas.

Thomas fue firmado por los ChiSox en 1989, en la primera ronda del draft universitario, y debutó en Grandes Ligas en 1990.

Tras la ceremonia efectuada en las gradas del jardín izquierdo, en donde permanecieron los aficionados tomándose fotos con la nueva atracción del estadio, “el Gran Dolor” entró con su familia al terreno de juego, pero esta vez con un convertible antiguo, desde el que saludó a los fanáticos en su recorrido por la zona de seguridad del jardín central y hasta el home plate.

Al llegar al dugout de los Medias Blancas, Thomas recibió la bola para realizar el primer pitcheo del encuentro, que fue recibido por Harold Baines, con quien el homenajeado posó junto a su familia para la foto final del día en el terreno de juego.

En su encuentro con la prensa, tras todos los actos ceremoniales, Thomas dio sus impresiones acerca de ellos.

“Este es el final de todo. Es todo, ya no hay más nada que pueda pedir”, dijo el ex 35, a quien aún le corría el sudor por su rostro, tras pasar más de una hora bajo el sol y los 33 grados centígrados que calentaron al U.S. Cellular Field.

Thomas se refirió también a la escultura.

“Es muy, muy realista. Grandiosa. Es una pieza para mi legado aquí”, dijo el nativo de Columbus, Georgia, y quien tiene 43 años de edad. “Quizás la nariz sea un poco más grande de lo normal”, bromeó.

Su carrera en Grandes Ligas:

-       Actuó durante 19 campañas.

-       Vistió los uniformes de los Medias Blancas de Chicago, los Atléticos de Oakland y los Azulejos de Toronto.

-       Fue elegido Jugador Más Valioso de la Liga Americana en dos oportunidades (1993-1994).

-       Asistió a cinco Juegos de Estrellas.

-       Ganó cuatro Bates de Plata, dos como bateador designado y dos como primera base.

-       Fue campeón de bateo en 1997, con un promedio ofensivo de .347.

-       Sus registros totales de por vida fueron: .301 de promedio al bate, 2.468 hits, de los que fueron 495 dobles, 12 dobles y 521 jonrones; anotó 1.494 carreras y remolcó 1.704. Tuvo un porcentaje de embasado de .419, con un slugging de .555 y un OPS de .974.

Post-game:

-       Los Medias Blancas perdieron 5-3 el tercer encuentro de la serie contra los Medias Rojas de Boston. Con la derrota también perdieron la serie 2-1.

-       Tras el revés los Medias Blancas cayeron a cuatro juegos de diferencia con respecto a los líderes de la División Central de la Liga Americana, los Tigres de Detroit. El récord del equipo quedó en 52 victorias y 54 derrotas.

-       La ofensiva de los ChiSox conectó 11 hits, pero dejó a 12 hombres en las bases. El equipo bateó de 9-2 con corredores en posición anotadora.

-       “Si tú no puedes hacer carreras en la Liga Americana es bien difícil ganar. Espero que la ofensiva de nosotros pueda despertar en los dos meses que faltan de temporada, para poder competir”, dijo Ozzie Guillén, el manager de los Medias Blancas.

-       El primera base de la novena, Paul Konerko, salió del juego por un pelotazo en la pantorrilla izquierda, en el quinto inning. “No sé si él pueda jugar mañana, yo haré dos line up, porque no espero que juegue. No es nada grave ni de qué preocuparse lo que tiene”, dijo Guillén al respecto.

-       Brent Lillibridge tuvo la primera aparición de su carrera en Grandes Ligas como primera base, al reemplazar a Konerko.

-       Jesse Crain fue el pitcher derrotado en el encuentro, al permitir dos carreras en el séptimo inning y desperdiciar la ventaja de una que tenía el equipo.

1 Comentario

El último juego , no estuvo mal todos hicieron lo que pudieron….. y no pudieron vencer…..a excepción de los gemelos del desastre la pareja Ríos – Dunn son las únicas bellas durmientes que no despertaran..Busquen dos Venezolanos para vean..

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: