El movimiento de Alex Ríos y Alejandro De Aza

Chicago.- Nos han escrito mucho, desde ayer, para ver qué es lo que sucederá con Alex Ríos, tras las declaraciones del gerente general de los Medias Blancas de Chicago, Kenny Williams, y el ascenso de Alejandro De Aza.

El jardinero puertorriqueño, quien está en su segunda temporada completa con la organización, no ha sido el bateador consistente que los ChiSox y él mismo espera ser esta campaña. Su promedio ofensivo es de .208, el segundo más bajo del equipo; su porcentaje de embasado es de .255, su cantidad de jonrones es seis; también tiene seis jonrones, 23 carreras remolcadas, 43 anotadas y ocho bases robadas.

La unión de todas esas estadísticas muestra que Ríos no ha podido ayudar con su ofensiva al equipo, que para esta temporada contaba con él como una de las piezas más importantes, por lo que podía aportar con su bate y su velocidad en las bases. Sin embargo, de eso se ha visto poco en el juego y los resultados están ahí.

Lamentablemente la comprometida situación de los Medias Blancas, que se encuentran en el tercer lugar de la División Central de la Liga Americana, con récord de 51 victorias y 52 derrotas, a tres juegos de los Tigres de Detroit, exige movimientos para ver si el equipo puede aumentar su nivel y ver si le pueden dar caza a los bengalíes y meterse seriamente en la lucha por el banderín.

Lo anterior no quiere decir que Ríos ahora va a ser un jugador de reemplazo, no lo creemos y el manager de los ChiSox, Ozzie Guillén, así lo dijo: “Él no es un jugador para estar en la banca. Yo seguiré buscando la forma de colocarlo en acción en los enfrentamientos que le sean favorables y en los que él nos pueda ayudar, hasta que vuelva a ser el jugador que todos pensamos puede ser”.

Quizás por estos días veamos disminuir un poco el tiempo de acción del puertorriqueño, quien junto a Juan Pierre es uno de los jugadores que más temprano llega el estadio y trabaja para mejorar su desempeño y ayudar al equipo a ganar, pero eso no quiere decir que sea un jugador de reemplazo o que De Aza ahora es el nuevo jardinero central de la novena. Para nada, simplemente se están moviendo las piezas en busca de la mejor respuesta a favor el club.

Ríos seguirá en acción, pero más importante que eso es que él así lo siente, que no pierda su confianza ni su alegría dentro del clubhouse, en donde junto a Omar Vizquel es uno de los peloteros latinos más alegres, aunque quizás en el campo no lo refleje, por la seriedad con la que afronta sus compromisos.

De Aza será una ayuda para los outfielders de los Medias Blancas así como para el manager, Ozzie Guillén, quien con él tendrá más velocidad y profundidad defensiva. También será una pieza importante mientras esté en la alineación, porque puede estar la parte alta del line up o en la baja y hacer de esta una ofensiva más dinámica, con más opciones para fabricar carreras.

Información en cápsula:

  • Sin jugar hoy, los Medias Blancas recortar la ventaja con respecto a los Tigres de Detroit, líderes de la División Central de la Liga Americana, a tres juegos. Esa es la diferencia más cerca que ha tenido la novena de Chicago con respecto al primer lugar, desde el 16 de abril.

1 Comentario

Siento que con Alex Ríos ya es una situación emocional,luce muy tenso…Yo le daría una corta pausa,y luego colocarlo de 8 o 9 bat …Pero en definitiva con el se hizo una mala inversión, quizás confíe mas en la recuperación de ADAM DUNN

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: