En Cleveland se marcará el rumbo futuro

Chicago.- Otra importante serie, como todas de aquí en adelante, comenzarán los Medias Blancas de Chicago esta noche ante los Indios de Cleveland, los líderes de la División Central de la Liga Americana.

La importancia de esta serie, sin embargo, es particularmente mayor a las demás, porque de perderla, independientemente de cómo sea, puede marcar el destino del equipo en lo que resta de temporada.

Lo decimos porque saliendo derrotados de Cleveland y alejados aún más del primer lugar de la llave central, la próxima semana se pudieran estar tomando decisiones y haciendo movimientos, pensando no precisamente en esta campaña sino en el futuro.

Recuerden que es hasta el 31 de julio cuando los equipos pueden hacer cambios libres y directos sin tener que pasar por la figura del waivers.

Hay muchas organizaciones interesadas en los peloteros de los Medias Blancas, en especial en los lanzadores. Si el equipo no mejora su rendimiento, como pensábamos lo había hecho en las primeras jornadas luego del Juego de Estrellas antes de volver a ser improductivo e inconsistente, no es de extrañar que se produzcan algunos cambios.

Esa situación es evitable todavía, aún está en las manos de los ChiSox el mantener el núcleo unido. La forma de hacerlo es, en primer término, venciendo a los Indios, mostrando que de verdad pueden y tienen con qué competir contra los líderes de su división.

Si logran hacer eso, el próximo reto es lograr la consistencia que les ha sido esquiva e intermitente durante toda la temporada, específicamente a la ofensiva, una de las áreas de las cuáles más hemos hablado y analizado, porque nadie, antes del inicio de la campaña, imaginó que la alineación de los Medias Blancas fueran tan improductiva como lo ha sido. No con los nombres y las credenciales de los bateadores que ahí están.

El manager del equipo, Ozzie Guillén, se lo dijo a sus jugadores cuando comenzó la segunda mitad: “Si todos quieren mantenerse aquí y hacer olvidar los rumores de cambio, ustedes saben lo que tiene que hacer, salir a jugar su pelota, ser consistentes y ganar juegos. Eso es lo que ustedes pueden controlar”.

Los Medias Blancas se encuentran en estos momentos en el tercer lugar de la División Central de la Liga Americana, con récord de 47-51, a cinco juegos y medio de los Indios. Esa no es una gran ventaja, pero como dijimos anteriormente, si no se gana ni se es consistente, pudieran cambiar las cosas en los próximos días.

El potencial y el talento para lograr esas metas están en el equipo, han estado desde que comenzó la temporada, solo que no se han activado en un mismo momento ni a un mismo tiempo. Aún faltan 64 juegos, tiempo suficiente para alcanzar los objetivos, pero antes hay que pasar la alcabala de Cleveland, Detroit, Boston y Nueva York, los rivales del equipo desde hoy y hasta la próxima semana.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: