¡Qué difíciles son los Mellizos!

Chicago.- ¡Qué difícil es ganarle a los Mellizos de Minnesota! ¿Qué tiene ese equipo que sin importar a quién tenga en acción siempre se las arregla para complicar a los Medias Blancas de Chicago y, con regularidad, vencerlos?

En la era de Ozzie Guillén como manager de los ChiSox, los Mellizos han ganados todos los años, menos dos, la serie particular, que desde el 2004 dominan con marca de 75 victorias y 58 derrotas.

Las únicas temporadas en las que los Medias Blancas han evitado ser derrotados en la rivalidad con Minnesota fueron las del 2005 y 2007. En la primera se obtuvo el título mundial, en esa campaña la serie quedó 11-7; la segunda terminó nivelada a nueve.

Este año ya van cuatro encuentros entre ambas novenas y aún los ChiSox no han encontrado la forma para derrotar por primera vez a las “pirañas”, como las apodó Ozzie hace unos años atrás, debido a su estilo de juego y a lo difícil de vencerlas.

Y es que los Mellizos son de esos equipos que más que una forma de juego tienen una filosofía, que consiste en ejecutar los fundamentos del beisbol perfectamente, sin darle oportunidad al rival de sacarle provecho a sus errores y a la vez identificar las debilidades del contrario y las ventajas que éste da.

Con esa fórmula es que, básicamente, Minnesota se ha convertido en el rival más duro y amargo de los Medias Blancas en la era de Ozzie Guillén como manager.

En esta última serie de dos encuentros, que finalizó hoy con la derrota 1-0 de los ChiSox, la ofensiva de Chicago no pudo ser productiva ni oportuna.

Entre los dos juegos batearon en seis oportunidades para doble play, cortando las opciones de iniciar rallies y de fabricar anotaciones en cantidad. Además con hombres en las bases dieron solo cuatro hits en 31 turnos; con corredores en posición anotadora apenas y ligaron un incogible en 13 oportunidades.

También hay que señalar lo poco que se puedo hacer ante la agresividad de los corredores de Minnesota, quienes estuvieron perfectos (5-5) en intentos de robo. Eso les creo más opciones a ellos y puso contra la pared al equipo.

Obviamente, tanto con la falta de productividad ofensiva -y ojo, también hay que reconocer la buena labor de los lanzadores de los Mellizos- como con la inefectividad a la hora de contener los estafadores, los Medias Blancas le dejaron las puertas abiertas a Minnesota, que haciendo lo justo y aprovechando las ventajas que se le dieron logró sumar dos victorias más.

Esas dos derrotas de los ChiSox los alejan a cinco juegos y medio de los Tigres de Detroit, los líderes de la División Central de la Liga Americana, y los coloca ahora a cuatro triunfos por debajo de .500 (33-37). Cuando se llegó a Minnesota esa diferencia en el registro de los patiblancos era de solo dos, la más corta desde el 18 de mayo.

Como siempre lo ha dicho Ozzie, para ganar la División es necesario vencer a los rivales que se tienen en ella y hasta el momento los Medias Blancas en este 2011 tienen récord combinado  de 6-11 ante Minnesota (0-4), Detroit (1-5), Indios de Cleveland (4-1) y Reales de Kansas City (1-1).

El equipo debe comenzar a obtener victorias de forma consistente ante los Mellizos y los Tigres y mantener la regularidad en su juego ante los Reales y los Indios, para incrementar sus opciones y el nivel de su lucha por el banderín.

Tanto a Minnesota como a Detroit se les ha derrotado antes y en cualquier momento, esperemos que sea pronto, se les volverá a ganar.

Por ahora hay que pasar la página de esta serie ante los Mellizos y prepararse para el inicio de la segunda parte de los interligas. 

Algunas informaciones: 

-       Desde hace dos semanas los lanzadores de los Medias Blancas de Chicago han estado tomando prácticas de bateo para lo que serán los juegos de visitante ante los equipos de la Liga Nacional. John Danks y Jesse Crain han sido dos de los pitchers que mejores se han visto a la ofensiva, en los entrenamientos.

-       El manager, Ozzie Guillén, dijo que durante estos enfrentamientos ante los equipos del viejo circuito le dará más tiempo de acción en el campo a Adam Dunn debido al continúo progreso que éste ha estado teniendo con su bate en los últimos días. Dunn podría jugar en primera o en el jardín izquierdo.

-       Los Medias Blancas se enfrentarán mañana a los Cascabeles de Arizona en Phoenix.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

%d personas les gusta esto: